migrantes dos slrcSAN LUIS RÍO COLORADO, SON.- Migrantes de México, Guatemala, Honduras, Cuba y Venezuela han llegado al exterior de la aduana internacional entre San Luis Río Colorado, Sonora y San Luis, Arizona, para solicitar asilo en Estados Unidos.

Tras las altas temperaturas de verano, con la estación otoñal inició la presencia de estas personas de todas las edades, incluso niños, que se mantienen en la fila y a la intemperie con sus escasas pertenencias.

Quienes desean lograr el llamado sueño americano tienen diferentes razones, y entre ellas están principalmente la falta de oportunidades de empleo y cuestiones de seguridad pública en sus lugares de origen.

Pide asilo
Está el caso del migrante de Honduras, Alomar Hernández, quien dijo que decidió atravesar todo México para llegar a donde pudiera pedir el ingreso al vecino país, vía la solicitud de asilo.

"Sucede que de donde venimos hay mucha inseguridad. Las pandillas no te dejan vivir. Tampoco tenemos muchos trabajos y los que pueden conseguir son con baja paga", comentó.

Mencionó que en el corredor fiscal de la aduana internacional cada día están presentes unas 30 personas haciendo fila, según le ha tocado ver, con algunas familias pero en su caso viaja solo.

En una mesa instalada en el sitio reciben donativos de pobladores de la región, para poder completar el sustento diario.

También fue entrevistado el cubano Jasper "N", quien pidió respetar su anonimato, pero dijo que viajó desde su lugar de origen a Centroamérica, de donde se trasladó a esta frontera, porque no encontró empleo.

Asumió que una vez que se ubique en Estados Unidos, "creo que allá nos irá mejor. Hay muchos cubanos que ya tienen trabajo y han mejorado su vida".

La opción del cruce ilegal
Por el pasillo que conduce a la garita, los migrantes se confunden con los residentes fronterizos que cruzan a la Unión Americana y reciben las miradas curiosas de automovilistas que tienen el mismo destino.

Por parte del personal del Instituto Nacional de Migración (INM) reciben apoyo e información, pero la delegación indicó que datos adicionales deben solicitarse por escrito en las oficinas centrales de la Ciudad de México.

De acuerdo con información de la Patrulla Fronteriza en Arizona, es posible que familias que ya solicitaron asilo y les fue negado, después intentan el cruce ilegal por el desierto de Sonora.

Un comunicado de la corporación policial fronteriza, menciona el drama de todas estas personas, y supone que quienes no han obtenido asilo después son rescatadas en el desierto entre Sonora y Arizona.

Según cita, patrulleros de los sectores Tucson y Yuma continúan encontrando familias que cruzan ilegalmente la frontera en el sur de Arizona, a pesar de los esfuerzos de aplicación de la ley, altas temperaturas y el peligro de cruzar la frontera ilegalmente.

Los rastrean
Las unidades familiares que pueden haberse presentado previamente en los puertos de entrada están siendo transportadas por traficantes de personas a áreas con infraestructura limitada, para cruzar ilegalmente a Arizona, refirió.

Múltiples áreas a lo largo de los corredores de las zonas de Yuma y Ajo están siendo explotadas por organizaciones criminales, refirió.

Estas áreas están ubicadas a lo largo de un tramo remoto y duro de la frontera de México con Estados Unidos y los oficiales de la Patrulla Fronteriza asignados a estas áreas rastrean y encuentran cruces ilegales durante todo el día, ya que los niveles de actividad son significativos.

Con más unidades familiares que son introducidas de contrabando en estas áreas, los agentes deben desviar recursos aún mayores para cuidar y tratar a los perjudicados por el arduo viaje, evaluó.

"Sin tener en cuenta la seguridad y el bienestar de estas familias, los traficantes anteponen sus actividades antes que la decencia humana", dijo el jefe de la Patrulla Fronteriza en Arizona, Rodolfo Karisch.
“El martes enviamos agentes a rescatar a 61 de estos individuos de las crecientes aguas de las inundaciones; y el miércoles, poco después de cruzar la frontera, una madre de uno de estos grupos familiares falleció frente a su hijo", afirmó.

Lo que encuentran a su paso
Los migrantes están sufriendo deshidratación, enfermedades, lesiones y muerte a manos de los traficantes, aseguró.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza están alarmados y preocupados por la continua afluencia de migrantes que se encuentran en situaciones vulnerables y que arriesgan la vida, expresó.

En las últimas seis semanas, la Patrulla Fronteriza de Arizona logró el rescate de mil 411 migrantes en la frontera entre Sonora y Arizona.

Por otra parte, dijo que los funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que realizan entrevistas han descubierto similitudes en las personas encontradas y sus razones para viajar a Estados Unidos.

Los contrabandistas les mienten y les hacen promesas de asistencia, ganancias financieras y estatus migratorio protegido, advirtió.

Según los migrantes, citó que los contrabandistas están usando tácticas coercitivas para beneficiarse de las familias vulnerables.

Crisis humanitaria
La mayoría de los grandes grupos detenidos son migrantes de Guatemala que han viajado a través de México, y en las entrevistas posteriores se han identificado Charleston, Carolina del Sur; Oakland, California; y Homestead, Florida como sus destinos finales.

"Esta es una crisis humanitaria que está afectando la seguridad de la frontera", dijo el oficial en jefe de la Patrulla Fronteriza de Yuma, Anthony Porvaznik.
"Las entidades criminales se llenan los bolsillos mientras explotan a una población vulnerable, llenan nuestras estaciones y desvían nuestros esfuerzos de seguridad nacional", comentó.

La CBP de los Estados Unidos agradece la asistencia de la comunidad. Las personas pueden reportar actividades sospechosas a la Patrulla Fronteriza llamando al 1-877-872-7435 sin cargo. Todas las llamadas serán contestadas y permanecerán anónimas.

NTX/JJR/RLM/AJV/MIGRA16/DAW