Actitudes

Biden y Trump se alistan para la ‘guerra’


Luego de los estragos de la pandemia y de sus espantosos efectos económicos, los norteamericanos comienzan a voltear tímidamente a los comicios presidenciales del martes 3 de noviembre cuando Donald Trump y Joe Biden se enfrentarán cara a cara en una justa hasta ahora de pronósticos inimaginables.

Será además una elección inédita en donde las campañas se concentrarán en las redes sociales y serán muy escasos y con públicos limitados los eventos abiertos a diferencia de lo que solía ocurrir en los procesos anteriores.

Las esperadas convenciones de los partidos han sufrido cambios dramáticos debido a los riesgos del Covid-19 y se convertirán en eventos con una mínima participación de delegados.

Incluso la postulación de los candidatos presidenciales se llevará a cabo de manera remota antes las complejas condiciones de salud.

El partido demócrata arranca el próximo lunes su convención para postular a su candidato presidencial Joe Biden y a la aspirante a la vicepresidencia Kamala Harris, recién designada por su ahora compañero de fórmula.

El evento se llevará a cabo en Milwaukee, Wisconsin, del 17 al 20 de agosto y participarán destacados oradores del partido Demócrata, entre ellos el expresidente Barack Obama y su esposa Michelle.

Una semana más tarde –del lunes 24 al jueves 27– se realizará la convención republicana con serias restricciones en la asistencia de delegados y de público en general.

La ciudad sede es Charlotte, North Carolina, y se planeaba como segunda sede Jacksonville, Florida, pero fue cancelada ante las amenazas de la pandemia.

A menos de tres meses de esta extraña campaña presidencial, las encuestas dan como favorito a Joe Biden sobre Donald Trump con márgenes que van de los cinco a los diez puntos de acuerdo con los diversos sondeos.

El Presidente en funciones, cuya reelección se percibía casi automática a principios del año, ha tenido que enfrentar infinidad de reveses, comenzando con su popularidad que se desplomó con la pandemia cuyos efectos han sido brutales para Estados Unidos desde marzo pasado.

Las críticas contra Trump por el mal manejo de la emergencia sanitaria han sido durísimas, sin embargo estas cedieron cuando el manejo de la crisis fue cedido a los gobiernos estatales.

A lo anterior se suma la debacle en el terreno económico, área que Trump había manejado con especial destreza y que se consideraba la mayor fortaleza de su gobierno.

Todavía más: la ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policiaca a raíz del crimen de George Floyd, tomó por sorpresa a Donald Trump quien no ha podido ofrecer un plan convincente ante esta complicada problemática social.

Sin embargo, conviene recordar que hace cuatro años, en el mes de agosto, la candidata demócrata Hillary Clinton iba en caballo de hacienda rumbo a la Casa Blanca, pero una serie de tropiezos en los debates y sus propuestas la condujeron a una escandalosa derrota en los comicios a pesar de haber obtenido un mayor número de votos.

Biden es un político con amplia experiencia y millaje, pero habrá que verlo a la hora de sus enfrentamientos con Trump y en sus propuestas formales de campaña.

La selección de Kamala Harris, una prestigiada abogada de padre jamaicano y madre de la India, podría tener complicaciones ya que su experiencia política es reducida además que el machismo es todavía un elemento dominante en la política norteamericana.

Hay dos factores que podrían salvar la reelección de Trump: la recuperación de la economía que muestra algunos avances y la contracción de la pandemia como ya ocurrió en los países europeos.

Biden a su vez cuenta con amplias posibilidades para llegar a la Casa Blanca, pero tendrá que demostrar que tiene ideas y soluciones propias para los Estados Unidos y que sean convincentes para recuperar algunos de los electores que conserva Trump en un buen número de estados.

Ya hablaremos en un próximo artículo sobre los pros y contras de cada candidato en su relación con México y el gobierno de López Obrador.

Adiós a ilustre periodista

Enorme pérdida para el periodismo mexicano representa el fallecimiento de don Carlos R. Menéndez Navarrete, quien fue durante más de veinte años director del Diario de Yucatán y un hombre de valores y principios inquebrantables.

Le aprendimos mucho sobre ética y libertad de prensa a don Carlos cuando tuvimos el gusto de tratarlo en los años 80 y 90.

Descanse en paz tan destacado y querido colega.

También en Actitudes

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721