Sonora

“Estamos para servir”; ellos son los policías que salvaron a los niños de incendio en Nogales


Foto: cortesía.

NOGALES, SON.– Pese al riesgo de perder la propia vida y de su integridad física, cuando escucharon el llanto y gritos de desesperación de tres niños, sin pensarlo fue como tres policías municipales se introdujeron al interior de una vivienda en llamas y poder así, salvarles la vida.

El comandante Trinidad López, encargado del sector La Mesa, así como sus compañeros oficiales, Ana Teresa Berrelleza Calderón y Carlos Nevárez, se encontraron en el momento y lugar indicados, para evitar una tragedia de gran proporción.

Estos tres oficiales de Seguridad Pública Municipal se vistieron de héroes ante su comunidad por su acto desinteresado, luego de que acudieran a un llamado sobre fuego en una vivienda, de la calle Ocotillo Amarillo.

También puedes leer: Rescatan de vivienda en llamas a tres pequeños en Nogales; no se sabe nada de sus padres

El comandante López relató que cuando hacían recorridos de vigilancia, fue que a la distancia observaron una columna de humo y al acercarse a la vivienda, confirmaron se trataba de un incendio al interior, fue cuando un vecino se acercó para comentar que en esa vivienda, residía una familia conformada por una pareja y sus tres hijos.

Al acercarnos escuchamos gritos al interior, la puerta principal estaba semiabierta, ingresamos y miramos que estaban los tres menores asustados, llorando, por lo que nos introducimos al domicilio, sacamos a los niños y los pusimos a salvo dentro de la unidad”, relató.

La oficial Ana Teresa se quedó con los niños a bordo de la patrulla, tranquilizándolos, mientras los otros dos elementos pidieron ayuda a los vecinos para tratar de apagar el fuego y evitar alcanzara otra vivienda contiguas.

Los menores se identificaron como Javier, de apenas cinco años de edad, Victoria de 3 años y otro menor de dos, que solo dijo que se llamaba “Chino”.

Los vecinos acercaron cubetas con agua, incluso algunos tomaron los garrafones de los cuales toman el vital líquido para vaciarlos en baldes y echarlos a la lumbre que salía de la casa, para disipar un poco la intensidad del fuego, mientras arribaban los bomberos y ellos, los policías, retiraron el cilindro de gas que se hallaba dentro del domicilio.

El comandante López manifestó que el siniestro fue provocado por uno de los niños, quienes manifestaron que tenían hambre y uno de ellos intentó cocinar en la estufa de gas, pese a su corta edad y al estar solos.

Nos sentimos muy bien, para eso estamos, para servir a la comunidad, nos llena de satisfacción y traemos la camiseta bien puesta”, agregó el jefe del sector.

Aceptó que el meterse a una casa en llamas, era una situación de riesgo para su integridad y vida, pero que ante todo, pensaron en la vida de los niños y al ingresar, había mucho humo dentro, el cielo de la casa estaba quemándose por ser de hielo seco, lo que provocaba que los mismos policías se ahogaran con el humo.

Pese a que se actuó rápidamente, una habitación estaba completamente en llamas cuando los oficiales ingresaron para sacar a los menores, quienes estaban en un rincón del otro cuarto, el cual ya se hallaba lleno de humo en la parte del techo.

Es algo que no puedo explicar con palabras, porque yo también tengo hijos, al momento de tenerlos en mis brazos lo que hice fue llevarlos a la patrulla y ponerlos a salvo en su interior, estaban llorando y les di agua, jugos. El niño de cinco años me dio el nombre de sus hermanos”, relató la oficial Berrelleza.

El niño apodado “El Chino”, le señaló a la agente a su hermanito más grande, quien respondió que tenía hambre y quería cocinar algo, porque no estaban sus papás.

Es algo que te queda para siempre, ayudar a tres menores y salvarles la vida”, añadió Berrelleza Calderón.

Nevárez se expresó muy orgulloso y satisfecho de haber llegado a tiempo para salvar a los niños, de haber hecho su trabajo y bien, de haber estado en el momento oportuno para poder ayudar a los menores atrapados.

Era cuestión de minutos, si no quizás estaríamos hablando de otra cosa, porque el humo y las llamas eran bastante fuertes, en cuestión de segundos estuvimos en el lugar y momento oportuno”, añadió Nevárez.

Todo se facilitó para la pronta llegada de la patrulla al domicilio, ya que entre semana, a esa hora del día, la gran mayoría de las familias residentes del sector, se encuentran trabajando y las calles están con poca vialidad, así como la constante presencia y recorridos de las unidades, en la prevención de cualquier tipo de delito.

El oficial coincidió que todas las familias tienen necesidades económicas y por eso trabajan, pero que también la vida de sus hijos y sus cuidados, deben de estar por delante de todo.

También en Sonora

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721