Templo mayor

Aunque ya no corre, a Ana Guevara no hay quien la alcance cuando se trata de hacer caravana con sombrero ajeno…


Y ES QUE la titular de la Comisión Nacional del Deporte pasó de decir que el sector estaba “hecho añicos” a simplemente colgarle al presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gobierno la medalla del buen papel que hicieron los atletas nacionales en los Juegos Panamericanos en Lima.

CON una agilidad que ya quisiera la norteamericana Simone Biles para hacer piruetas, Guevara presume como suyas las 136 medallas mexicanas, pese a que este gobierno le otorgó el menor presupuesto a la Conade en 12 años, se cancelaron becas para deportistas y se privilegió con 350 millones al deporte que juega el Presidente (el beisbol), que ni siquiera estuvo en los Panamericanos.

TODAVÍA la semana pasada los medallistas no tenían claro si recibirían algún tipo de estímulo por sus logros. Finalmente quienes ganaron una medalla de oro obtendrán 40 mil pesos, mientras que en 2011 el premio fue de 300 mil. Como quien dice, los atletas mexicanos triunfaron a pesar de la política deportiva del gobierno, ¡no gracias a ella!

***

POR CIERTO que la medalla que sí se puede colgar el presidente López Obrador es la del desplome del empleo. De acuerdo con las cifras oficiales del IMSS, en comparación con julio del año pasado, en julio de este año la caída fue… ¡del 69%! Claro que el mandatario tiene otros cuentos, perdón, otros datos.

***

EL QUE se las está viendo negras o, mejor dicho, moradas, es Jesús Orta, a quien ayer de plano lo bañaron de brillantina púrpura durante las protestas de grupos feministas.

SEGÚN DICEN, el secretario de Seguridad Ciudadana está sometido a doble fuego, por un lado por la falta de resultados -de la Procuraduría, hay que aclarar- en el caso de la adolescente que fue víctima de abuso sexual por parte de presuntos policías.

PERO también por el lado de sus propios compañeros de gabinete en la Ciudad de México, algunos de los cuales se frotan las manos en caso de que Claudia Sheinbaum decida darle las gracias.

CLARO que Orta tampoco es una simple víctima, pues es sabido que hay un largo historial de casos de abusos sexuales dentro de la policía capitalina, en los que las mujeres son víctimas de sus propios compañeros y jefes. ¡Vaya guardianes de la ley!

***

EL ACTOR Brad Pitt vino a México a presentar “Érase una vez en Hollywood”. Y todo indica que la nueva película de Quentin Tarantino es altamente violenta, pues decidieron presentarla… ¡en Naucalpan!

También en Templo mayor

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721