Serpientes y Escaleras

Las razones de Martha


La renuncia sorpresiva de la embajadora en Washington, Martha Alicia Bárcena, despertó ayer lunes toda clase de especulaciones.

Desde los que decían que la diplomática de carrera, quién es además tía política de Beatriz Gutiérrez Müller, dejaba el servicio diplomático para venir a una posición de gabinete, hasta los que ubicaban su decisión en medio del pleito abierto que sostuvo con el canciller Marcelo Ebrard.

Lo cierto es que las razones que tuvo la embajadora Bárcena, como la conocen en el Servicio Exterior, fueron muy claras y puntuales: fue una decisión de dignidad ante el fuerte desgaste que tuvo la representante diplomática más importante del país en los últimos meses, no sólo por los conflictos abiertos y públicos que tuvo con la cancillería, sino también porque no estuvo de acuerdo con las posiciones que asumió el presidente López Obrador en las recientes elecciones de los Estados Unidos.

Martha Bárcena no miente cuando dice que se jubilará de manera anticipada y que la decisión es suya y de nadie más y ayer en su cuenta de Twitter aclaró que, mientras dura el proceso de su jubilación, seguirá al frente de la Embajada en los próximos meses.

La suya, dicen fuentes de la Embajada, es una “decisión de dignidad” porque, a pesar de que ha sido totalmente leal y discreta con el Presidente, hubo cosas que se volvieron intolerables para la Embajadora.

Desde los ataques que recibía desde la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde el secretario Marcelo Ebrard nunca aceptó su nombramiento ni el que tuviera una comunicación directa con el Presidente, hasta la decisión que tomaron ayer en Palacio Nacional de posponer, hasta hoy martes, la felicitación al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, aun cuando desde ayer al mediodía se cumplieron las etapas del proceso electoral con la declaración de los Colegios Electorales de la victoria contundente del candidato demócrata.

Y es que la embajadora tuvo que asumir la mayor parte del costo que tuvo la decisión del Presidente de no felicitar ni reconocer el triunfo de Biden hasta que no se resolvieran todas las instancias jurisdiccionales, algo con lo que Bárcena no estuvo de acuerdo.

La máxima prueba que enfrentó Bárcena fue cuando asesores de los más cercanos a Biden la buscaron en la embajada mexicana en Washington para pedirle que gestionara una llamada telefónica del presidente electo estadounidense con el presidente López Obrador.

Haciendo acopio de lealtad y oficio diplomático, la Embajadora mexicana tuvo que explicar y hacer malabares para hacerles entender a los operadores del nuevo presidente demócrata, que la posición del Gobierno de México era esperar a que “se resolvieran todas las instancias jurisdiccionales en el proceso electoral estadounidense y las autoridades de ese país dieran a conocer el resultado final de la elección”.

Esa respuesta a los asesores de quien ya era presidente electo y se convertirá en unas semanas más en presidente de los Estados Unidos, no debió ser fácil para la diplomática mexicana y tampoco debió caer nada bien en las oficinas de campaña de Biden.

Así es que, parte por sus conflictos que fueron públicos y abiertos con Ebrard, de quien acusa un golpeteo constante en la prensa y parte porque también se desgastó su relación y comunicación personal con el Presidente -con quien hablaba directamente porque así se lo pidió él-, después de todo lo que ocurrió en las últimas semanas tras la elección estadounidense, Bárcena tomó su decisión de solicitar una jubilación anticipada, en una noticia que incluso tomó por sorpresa al propio canciller y a sus colaboradores cercanos que se enteraron por los medios de lo que había anunciado su representante en Washington.

“Martha se va con dignidad, integridad e inteligencia”, nos dijo un vocero de la embajada mexicana en la capital estadounidense.

¿Se irá también con el consentimiento del presidente?

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721