El asalto a la razón

La mejor noticia para empezar 2021


En marzo, promete el presidente López Obrador, habrán sido vacunados contra Covid-19 todos los adultos mayores de 60 años.

Desafío considerable porque ese sector poblacional es de casi 15 millones y medio e implica la inoculación, a partir de febrero, de algo más de 258 mil personas al día.

El servicio público de salud tiene por fortuna una sólida experiencia en esas aplicaciones preventivas.

Durante enero, Pfizer entregará 1.4 de los 34.4 millones de dosis comprometidas que, por suministrarse en dos porciones, inmunizarán a 17.2 millones de personas.

Aunque se afirma que serán vacunados los aproximadamente 126.2 millones de mexicanos que somos, los expertos dicen que con la inoculación de dos tercios del total, o sea 84 millones, será suficiente para dar por vencida la peste porque, pese a que el virus continúe acechando, se producirá la “inmunización de rebaño”.

Las casi 70 millones de vacunas faltantes van a ser tan “emergentes” como la de Pfizer, pero con la ventaja de que son de una sola inyección: la china CanSino (aprobada ya inclusive en Estados Unidos) y la inglesa AstraZeneca que, gracias a la Fundación Carlos Slim, se producirá en Argentina y se envasará en México.

No obstante que se permitirá la adquisición, distribución y aplicación por parte de la iniciativa privada, las tres vacunas únicamente podrán ser manejadas por el gobierno en tanto que ninguna obtenga la certificación “definitiva” de las autoridades sanitarias.

México acordó la precompra de 35 millones de dosis con CanSino y 38.7 millones con AstraZeneca, lo que cubre con holgura la necesidad de los 70 millones que se requerirán. El canciller Marcelo Ebrard ha informado que se tienen perfilados contratos de compra de hasta 200 millones de dosis, lo cual permitirá inmunizar a 116 millones de mexicanos a lo largo de 2021.

Iniciada el fin de año la vacunación del personal médico (calculado en un millón 135 mil personas), la inminencia de las vacunaciones en masa para el resto de la población es la mejor apertura de año que se pueda imaginar ante la desastrosa “estrategia” de mentirosos “aplanamientos de la curva” que sigue encabezando el irresponsable subsecretario Hugo López-Gatell.

El miércoles 30 de diciembre se contabilizó la segunda mayor cantidad de contagios: 12 mil 406, para sumar un millón 413 mil 935 (la primera fue de 12 mil 511, el 22 de diciembre).

Ya suman casi 40 mil más.

El mismo día ocurrió el mayor número de muertes en 24 horas de todo 2020: mil 52, para totalizar 124 mil 897 defunciones a causa plenamente probada de Covid-19. La cifra real bien pudo sumar 350 mil, ya que por cada infectado reconocido hay en promedio 2.8 en que se detectaron los mismos síntomas y cuyo registro consta en el extraordinario disparo de cifras de actas de defunción.

Cuatro días después, hasta anoche 3 de enero, van más de 127 mil 213 fallecimientos en la cuenta oficial.

Pero albricias, ya vienen las vacunas: en el peor momento mexicano, la mejor noticia.

También en El asalto a la razón

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721