E-Comunidad

Qué raros tienen los ojos los mexicanos. Atte: El Chino


Cuentan que hace muchos años un chino vino a trabajar a México , y mientras trabajaba acá, fue conociendo también nuestra cultura, diversos lugares, las comidas, el idioma tropicalizado y hasta los albures.

El chino rápidamente se hizo conocido, ya que no era tan común que hubiera personas de tan lejos viviendo acá. Un día le hicieron una entrevista donde le preguntaron que si qué era lo que más le había sorprendido de México, y él respondió: Que todos los mexicanos tienen los ojos muy raros.

Cosa curiosa, a cualquier persona mexicana le hubieran llamado la atención los ojos del chino y hubiesen pensado que era él quien tenía los ojos raros. Pero no es que los mexicanos o que los chinos tengan los ojos raros, sino que lo desconocido nos parece extraño.

Estamos en pleno 2020, de hecho ya a finales, y es difícil asimilar que aún exista la intolerancia, y más aún que ésta se haga evidente en redes sociales. No pasa ni un solo día que abra el Facebook y que no encuentre algún meme burlándose de los gustos de las demás personas o de las creencias religiosas, o de la gente que sube comidas/viajes/ejercicios a sus redes sociales, o de las personas que leen cierto tipo de literatura, o que les gusta algún deporte, o que escuchan cierto tipo de música, o que les gusta cierta comida, etcétera.

Es más, hasta hay discusiones que han ido aumentando de tono sobre el tipo de clima que les gusta: “¡Qué rico clima, me gusta andar temblando como perro enfermo!”, “A esas personas que les gusta el calor, ¿les gusta traer la cola sudada?”, entre otros que no se pueden decir aquí.

Cabe mencionar que, aun cuando algunas cosas me dan risa, ya que me río de casi todo (peco bastante de imprudencia), los memes son un reflejo de la sociedad. Y, desgraciadamente, si algunas personas están dispuestas a mostrar su intolerancia, quizás para sentirse más inteligentes o interesantes, la realidad es que la mayoría de quienes lo hacen, sólo muestran la superficie de sus pensamientos, adornados con un poco de humor.

Pero si no tuvieran miedo a la censura o a la crítica, quizás las publicaciones serían más intensas. Si la intolerancia del clima ha subido bastante de tono y se han empezado a ofender, imagínate cuál es la intensidad que puede tener la intolerancia a temas más controversiales, y las consecuencias que esto podría traer.

Aquí ya escribí una columna al respecto que decía que la próxima guerra será por postres. Es más, debido al poco espacio que tengo para escribir, se me acaba de ocurrir que la próxima semana escribiré esa columna como si fuera la segunda parte de ésta. Mientras, te dejo de tarea que analices bien una frase de mi segundo libro “Encuentra Tu Luna”, me gustaría saber qué significado le encuentras: La versatilidad ante lo irrelevante, aporta felicidad.

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721