E-Comunidad

No existen las personas flojas


Si bien la flojera es parte de todas las personas, sentir flojera es el efecto de algo que nos falta.

Por eso se dice que no existen las personas flojas, sólo personas sin motivaciones lo suficientemente grandes que las hagan levantarse.

Cuando no tienes objetivos, o si tus objetivos no te motivan, quedarse sin hace nada es el efecto lógico, ya que si algo no te motiva, no te mueve; si no te mueves, estás mejor que haciendo algo que no te motiva: será igual de improductivo, pero estarás “a gusto”.

Desgraciadamente, la falta de motivación muchas veces es miedo oculto en la apatía.

De hecho la “zona de confort”, esa zona que debería ser cómoda, sólo es cómoda con respecto al miedo, pero es incómoda y frustrante con respecto a lo que quisiéramos.

Quiero hacerte una pregunta:

Si te reto a que camines por una banqueta, que mide 1 metro de ancha y 20 metros de larga, ¿podrías hacerlo sin necesidad de barandales?

Seguramente sí, sin problema.

Pero, ¿qué pasaría si te retara a que camines por un puente que tiene las mismas características, pero que conecta dos edificios, y está a 20 pisos de altura?

Aquí probablemente no lo harías ni aunque te diera dinero por hacerlo, y si lo llegaras a hacer, lo harías con mucho cuidado.

Ahora, ¿qué pasaría si el otro edificio se está incendiando, y tu hijo(a) está gritando por ayuda?

Estoy casi 100% seguro de que en este caso lo harías, ¡cruzarías ese puente hasta corriendo!, y sin necesidad de que alguien te hubiera ofrecido dinero por hacerlo.

¿Razón?

Hacerlo nada más porque sí, no tenía significado para ti, por lo que tampoco te motivaba y, por supuesto, no te movía; cuando hubo dinero de por medio, te motivó un poco, y te movió aunque pusiste algo de resistencia; pero al estar en peligro una persona amada, eso tuvo mucho significado, al grado de que no te importó la flojera ni el miedo, sólo te importó cruzar, ¡y lo hiciste!
¡Esa fue una motivación más grande que tus propios miedos!

Entonces, el tipo de motivación que necesitamos para vencer la flojera y el miedo es así como el de la metáfora.

Necesitamos objetivos que tengan un significado grande.

Al principio, la clave para tener ese tipo de motivación, es descubrirla.

Y, para hacerlo, necesitamos hacer una introspección, ¿qué es lo que realmente tiene significado para ti?

Si te da flojera hacer esa introspección, tu primer objetivo debería ser: hacer que tus ganas de acabar con esa flojera sean más grandes que la flojera misma.

No es fácil, pero tampoco es fácil que se nos pase la vida pensando en las cosas que podríamos hacer si no tuviéramos miedo.

Finalmente, como dice un escritor muy reconocido,“al no intentar por miedo a que las cosas no funcionen, ya está pasando lo peor que pudo suceder, si lo hubieras intentado”.

El autor es escritor, capacitador, networker, conferencista y life coach en SB3.
beltr0nes@hotmail.com
Facebook.com/SantiagoBeltrones3

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721