E-Comunidad

¡Y hubo guerras en San Joaquín!


El cálido 19 de septiembre de 1912, en el punto de San Joaquín, municipio de Fronteras, el navojoense Álvaro Obregón con apoyo de las fuerzas de los batallones de Sonora, derrotó a un ejército, nada más y nada menos que de sólo 550 rebeldes orozquistas comandados por los generales José Inés Salazar y Emilio P. Campa; tuvieron 33 muertos, 8 prisioneros, 150 armas, 228 caballos y una ametralladora.

Las tropas gobiernistas tuvieron 10 muertos y 16 heridos, según el parte oficial.

Una parte de los rebeldes se presentó solicitando amnistía y los restantes se regresaron al estado de Chihuahua, de donde procedían.

Tres años más tarde, en diciembre de 1915, un grupo armado al mando del general José E. Rodríguez fue visto movilizándose al este de nuestro estado, aunque su destino era chihuahuense, fue interceptado el día 9 por el guaymense Calles, quien inmediatamente notificó al general Obregón, recibiendo así en Agua Prieta la noticia de que habían tomado contacto ambas fuerzas, movilizó de Agua Prieta al general Ángel Flores con la “Columna Expedicionaria de Sinaloa”.

Rodríguez se retiró de Fronteras y tropezó en San Joaquín con la gente de Flores, entablando nuevo combate.

En momentos en que la situación era más comprometida para la “Columna Expedicionaria de Sinaloa”, llegó por el sur el general Elías Calles y el choque de ambas fuerzas determinó la derrota de los villistas.

Esta batalla puso término a la invasión de la División del Norte al Estado, pues los restos de las tropas derrotadas en San Joaquín buscaron la manera de volver a Chihuahua.

El autor es escritor e historiador.
Oscarfierro.reyes135@ gmail.com
FB: Oscar Alejandro Fierro Reyes I
G: Oscarfierro_reyes135

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721