E-Comunidad

Que no se llenen de demandas los tribunales con motivo del Covid-19


Tenía preparada mi colaboración sobre la participación de las fuerzas armadas en materia de seguridad, pero en virtud de consultas que he tenido para asesoría con motivo de la suspensión de actividades laborales por el Covid-19 cambié el tema pues me llamó a la reflexión este problema.

A la fecha oficialmente se reconoce que se han perdido más de 500 mil empleos, imagine usted ¿cuántos serán en realidad?

Lo anterior me hizo reflexionar y pensar en lo que viene cuando se levante la suspensión colectiva de labores; y la verdad vienen problemas sumamente serios, y si el Poder Ejecutivo, el Judicial y el Legislativo no se ponen las pilas esto será una catástrofe económica que conlleva a muchos otros problemas como de seguridad y otra índole como el económico.

Un ejemplo para ilustrar este tema que sucedió aquí en Hermosillo y que más o menos conozco, el de los restaurantes.

Unos empresarios invirtieron todo su capital en un gran proyecto de un restaurante de buen nivel con excelente carta, muy buen servicio y magníficas instalaciones.

Lo inauguraron aproximadamente dos meses antes de que se decretara la suspensión de actividad comercial con muy buen éxito por cierto, pero no soportaron con sólo dos meses de actividad y después de la suspensión pagar salarios de los trabajadores, impuestos, proveedores, renta y se vieron obligados a cerrar y con ello a despedir empleados, pero no sólo eso sino que se les vino el mundo encima ya que las deudas de proveedores, el pago de salarios y sobre todo el pago de la renta qué más o menos ascendía a 90 mil mensuales.

El arrendador se negó a negociar la suspensión del pago de la renta de local, se les complicó hacer traspaso o venta del negocio, imagínense la impotencia, coraje, tristeza por no sólo cerrar su proyecto de vida, sino que además quedar con demandas, perder la inversión y sus bienes, todo para enfrentar los problemas que se les vinieron después de la suspensión.

Este es un ejemplo de cientos de miles de casos y la pregunta es ¿son culpables estos emprendedores? ¿sus trabajadores? Claro que no. Tampoco lo son sus arrendadores y proveedores, pero el hilo se rompe por lo más delgado.

¿Demanda de todos contra todos? Como abogado podría decir que voy a tener mucho trabajo, pero no es la solución, no creo que sea el camino, considero que todos deben de asumir parte de las pérdidas y costos de esta pandemia y claro, también el Gobierno Federal, los gobiernos de los estados y también los gobiernos municipales.

Por ello propongo lo siguiente: Que el arrendador no demande los juicios de desahucio, que el proveedor no demande la falta de pago, que el trabajador no interponga demandas laborales y que se priorice y se llegue a acuerdos donde todos asuman en forma proporcional las pérdidas y los costos en la cadena productiva.

¿Qué significa eso? Que todos los involucrados asuman parte de las pérdidas y que en general entre todos prioricen los acuerdos por encima de las demandas y con ello mantener la cadena productiva y por supuesto las fuentes de empleo.

Pero también el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial tienen gran responsabilidad, legalmente se pueden iniciar y aprobar leyes que propicien que en el caso de excepción cuando se presente una pandemia de esta naturaleza se puedan priorizar los acuerdos legales antes de llegar a las demandas judiciales.

¿Por qué no el Poder Legislativo prioriza su trabajo promoviendo leyes para evitar el cierre de fuentes de empleos y en esos casos de excepción como ya lo dije, se prioriza la negociación, el acuerdo por encima de las demandas?

O que el Poder Judicial busque espacios legales que permitan este tipo de negociaciones por encima de los procesos legales, de Litis, y ¿por qué no el Gobierno que ayude a que no cierren las empresas de negocios y las pérdidas de empleo mediante estímulos fiscales, créditos que realmente vengan apoyar a la micro y a la mediana empresa y apoyos para el pago de los salarios solidarios, etcétera? Creo que todos podemos participar y evitar la pérdida de empleos y el cierre de fuentes de trabajo.

Por cierto, a quienes se encuentren ante esta situación como restauranteros, empresarios, les invito a que vean la plataforma digital https://renegocia.mx/, en donde los orientarán y les otorgarán herramientas para enfrentar posibles demandas y cómo llegar a negociaciones con arrendadores, proveedores y evitar el cierre de sus empresas o establecimientos comerciales.
Muchas gracias.

El autor fue delegado de la Segob en Sonora, exdiputado y exsecretario de Seguridad Pública.

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721