E-Comunidad

Cambio climático. Se nos acaba el tiempo. ONU


“Estamos en una carrera contra reloj. Pero lo que falta es voluntad política a la hora de parar la guerra contra el planeta.

No podemos dilatar más la acción climática a todos los niveles, tanto por parte de los gobiernos, como de los entes supranacionales y del resto de actores económicos y sociales”, dijo Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 (COP25).

Hace unos días, la ONU afirmó que el tiempo para cumplir la meta más ambiciosa del Acuerdo de París, lograr que el aumento de la temperatura de la Tierra sea menor de 1.5 grados, se está agotando, y publicó un informe en donde indica que es necesario que los países multipliquen por cinco los esfuerzos en sus planes y compromisos de recorte de las emisiones de gases de efecto invernadero que sobrecalientan el planeta.

Según cálculos de la ONU, hasta este momento, los planes de reducción de gases a los que se han comprometido los países, incluso en el escenario de aplicación más optimista, esto es que todos cumplan al 100% con sus compromisos, llevarán a un incremento de al menos 3.2 grados.

No obstante, el reto no sólo implica en que solamente algunos países firmantes del Acuerdo de París se enfoquen completamente en incrementar las acciones a favor del cambio climático y cumplan con sus compromisos, sino que se necesita que todo el planeta lo haga, de lo contrario, el objetivo de 1.5 grados estará fuera del alcance en 2030.

Según lo indica la ONU en el informe del PNUMA, las emisiones deben tocar techo en 2020 y empezar a descender de manera acelerada a partir de esa fecha. Esto implica que a partir de ese año, 2020, se necesitarán reducciones anuales del 7.6% para cumplir la meta del grado y medio.

El análisis también advierte que retrasar los recortes hará que cada vez sea más difícil cumplir, y que los esfuerzos anuales necesarios sean más grandes cada vez. Explica el informe del PNUMA que no haber comenzado a reducir las emisiones desde 2010 ha implicado que ahora se requieran tazas de decrementos más sustanciales.

Hasta el momento, tan sólo 70 países se han comprometido a hacerlo. Se espera que durante la COP25 lo hagan más estados, en realidad es imperativo que lo hagan, no hay otra salida.

La ONU recuerda en su informe del PNUMA que sólo las naciones del G20 acumulan el 78% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero sólo cinco miembros del G20 se han comprometido a fijar un objetivo a largo plazo de cero emisiones.

Los países más ambiciosos son los europeos: Francia, Alemania, Italia y España se han comprometido a esa meta de emisiones cero para 2050.

En contraste, los países del continente americano, salvo raras excepciones como el caso de Costa Rica, muestran poco o nulo interés en aumentar sus compromisos, mientras que otros, como Estados Unidos se niegan a participar y otros como es el caso de México, que dice seguir comprometido, pero sus políticas de desarrollo indican lo contrario.

La COP25 durará hasta el 13 de diciembre y resulta fundamental, ya que es la última reunión mundial antes de que el Acuerdo de París arranque en enero de 2020. Deseamos o quizás debería decir, exigimos, se lleguen a los acuerdos necesarios para alcanzar el objetivo de lograr sólo el 1.5 de incremento en la temperatura, por el bien del planeta, que es el bien de todos.

Gilberto Montaño es ingeniero bioquímico con especialidad en Ciencias Marinas Alimentarias por el Tec de Monterrey.

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721