Actitudes

Promete Biden derrotar al racismo


A pesar de los nubarrones y malos presagios, Joe Biden tomó posesión ayer como el presidente número 46 de los Estados Unidos en una ceremonia por demás inusual pero llena de simbolismos y esperanza.

Inusual porque se llevó a cabo en el peor momento de la pandemia mundial con una escasa participación y en medio de amplias medidas de seguridad ante el temor de nuevos disturbios por parte de los opositores al nuevo gobierno.

Inusual porque todos los asistentes portaban cubrebocas y porque por primera vez en la historia del vecino país una mujer de origen afroamericano e hindú llega a la Vicepresidencia por la vía democrática.

Inusual porque ni el Presidente saliente ni su esposa asistieron a la toma de protesta y además se cancelaron varias actividades tradicionales como el desfile del mandatario entrante así como los bailes masivos que por la noche solían realizarse en Washington.

Joe Biden, el segundo presidente católico en Estados Unidos, pronunció un discurso conciliador, enfocado a la unidad y colmado de evocaciones históricas.

El nuevo Presidente dijo que la nación fue puesta a prueba una vez más y que al final triunfó la democracia que es frágil y preciosa, pero ha prevalecido.

Biden llegó al Capitolio con su esposa la doctora Jill Biden y a las 11:48 horas rindió su juramento como presidente colocando su mano izquierda en una antigua Biblia que perteneció a sus antepasados y que utilizó en las tomas de protesta como senador y vicepresidente.

Minutos antes hizo lo propio la californiana Kamala Harris, juró como vicepresidenta ante la ministra de la Suprema Corte Sonia Sotomayor, de origen hispano y de tendencia liberal.

Momento muy especial de la ceremonia fueron las intervenciones de dos famosas artistas:

Lady Gaga, quien portaba una vaporosa falda roja y una blusa negra con una enorme paloma de la paz en el pecho, entonó con gran sentimiento el himno norteamericano y con los brazos abiertos y ademanes propios de un concierto. Se llevó la ovación del día.

Jennifer López, vestida toda de blanco, cantó “Esta tierra es tu tierra” y “América, la hermosa” en una emotiva actuación que incluyó un mensaje en español: “Una nación bajo Dios, indivisible con libertad y justicia para todos”.

La parte fuerte del discurso de Biden fue su condena al “extremismo político, el supremacismo blanco y el terrorismo doméstico” al que se comprometió a derrotar.

Nunca más –asentó Biden— se repetirá el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, no va a pasar “ni hoy ni mañana”.

El nuevo Presidente recibe un país en condiciones muy críticas, además de la pandemia y sus más de 400 mil norteamericanos fallecidos, enfrenta una división política y social que no se vivía desde hace varias décadas y a ello hay que agregarle el desempleo y la crisis económica.

La buena noticia es que algunos indicadores de la economía se mantienen a salvo como es el caso del mercado de valores de Nueva York, que registró en este semana nuevos récords.

Biden no quiso esperar mucho y de inmediato inició el desmantelamiento de la era Trump: suspendió el avance del muro fronterizo, lanzó un plan para legalizar a los “dreamers”, anunció el regreso de EU al Acuerdo de París y a la Organización Mundial de la Salud.

Se espera que en las próximas horas anuncie un vasto programa para regularizar la situación migratoria de doce millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, desde luego el plan tendrá que ser discutido por ambas cámaras del Congreso.

En suma, fue un buen día para el vecino país que las vivió negras desde la pandemia y con las elecciones presidenciales. Biden tuvo a su vez un exitoso arranque de gobierno, sin embargo, a sus 78 años de edad y ante la problemática de Estados Unidos, tendrá que trabajar muy duro y trazar un programa de gobierno visionario, incluyente y efectivo para salir adelante.

Noticias en serie…

Nuestras sinceras condolencias a familiares de la querida colega Luz Alicia Maldonado, recién fallecida a causa de un tumor. Dedicó más de 50 años de su vida a la actividad periodística como columnista y cronista de sociales. Descanse en paz… La escritora Elena Poniatowska lució su franqueza al censurar las conferencias mañaneras ya que han provocado hartazgo, irritación y confrontación, las consideró innecesarias, contraproducentes y una muestra de abuso de poder. ¿Así o más directo señor Presidente?… De inmediato fue restablecido el idioma español en el portal de Internet de la Casa Blanca, mismo que fue eliminado en tiempos de Donald Trump… El más asediado al final del evento del Capitolio fue el expresidente Barack Obama, por algo dicen que será el poder tras el trono.

También en Actitudes

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721