estudiante costaricenseHERMOSILLO, SON.- No solo la oportunidad de conocer y aprender otros estilos de baile, sino que compañeras sonorenses le hablaran de la cultura en Sonora y Hermosillo, su gastronomía y el clima, animó a Anthonny Pereira a solicitar un intercambio educativo en la Universidad Nacional de Costa Rica con la Universidad de Sonora, donde realiza una estancia de seis meses en la Licenciatura de Artes Escénicas opción Danza.

En lo académico, considera hay similitudes en la forma como se dirige y visión de la danza en Sonora a como se hace en su país, no obstante las técnicas de expresión corporal son distintas debido a que ha encontrado mayor versatilidad en la forma de utilizar su cuerpo.

“Es muy diferente en técnicas, porque allá se ve otra técnica se ve danza contemporánea moderna, que se ve mucho, porque los profesores de allá son muy modernos de esa técnica, en cambio acá son más contemporáneos entonces es otra técnica en el estilo de danza contemporánea que, nos enriquece más a nosotros más versátiles para el cuerpo hacer otra técnica”.

Igualmente espera aprender sobre las danzas tradicionales de etnias de la entidad, principalmente la Danza del Venado porque es una meta personal conocer la cultura y folclor sonorense para llevarlo y montarla en su país.

“Es algo que quiero hacer que me propuse conocer más sobre las danzas de acá, las más tradicionales, el folclor, sí es algo que quiero hacer y me interesa investigar sobre eso. De hecho en composición, que es una materia, estamos investigando de otras regiones como la Danza de los Diablillos que es sobre el Xantolo (día de muertos)”

El ceviche
Durante el mes que tienen de vivir en Hermosillo, Anthonny Pereira ha disfrutado la comida que considera muy diferente a la costarricense, en lo personal lo que más ha disfrutado es el ceviche por la forma en que se prepara, pues considera que en Sonora es un toque dulce el que le añaden a este platillo.

“Más que todo era por la oportunidad de hacer danza en otro lado para crecer más como bailarín, y por la cultura que es otra cultura totalmente diferente uno se enriquece más, y personalmente por el cambio del clima que era totalmente diferente, era otro clima aquí quería sentir eso vivir eso y la comida también nos dijeron mucho, venir a probar platillos de acá”.

Como otros extranjeros que han llegado a Sonora y enamorado de esta tierra, Anthonny Pereira no descarta volver y tal vez quedarse a vivir, ya que se ha dicho enamorado del buen trato de la gente y la gastronomía, concluyó.

EXP/RL/FRU/SEP/2019