marco palafox smichtHERMOSILLO, SON.- El Archivo General de la Nación (AGN) cuenta con 4 mil 223 cajas con un aproximado de 7 millones de informes de inteligencia generados por la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS), en los cuales se trabaja en identificar la información personal sensible que pudiera llevar a una discriminación y estigma social injustificados sobre las personas mencionadas en los documentos, dio a conocer Marco Palafox Schmid, director de Asuntos Jurídicos y secretario técnico del Consejo Nacional del Archivado del AGN.

Los documentos fueron administrados hasta este año por el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), hoy llamado Centro Nacional de Inteligencia, los cuales muestran el misticismo con el que operó la desaparecida DFS y la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales, archivos considerados históricos a los cuales pueden acceder ciudadanos e investigadores a las versiones públicas de informes de inteligencia generados entre 1940 y 1985.

“Con los documentos históricos, la norma la ley general establece que son de acceso público que no pueden ser reservados, reservados por lo general se refiere a Seguridad Nacional o investigaciones judiciales y que únicamente podrán ser clasificados por contener datos sensibles; la diferencia entre un dato personal y un sensible es que el dato sensible es el que te lleva a una discriminación, a un estigma injustificado respecto a la persona que se menciona”.

Con base a una análisis es que se determina este indicador y se libera una versión pública del documento a los usuarios que lo soliciten y queda a consulta permanente en el AGN, explicó Marco Palafox, si no existe versión pública de la información solicitada pueden acudir a la Unidad de Transparencia a hacer su solicitud.

“Desde antes de la administración pasada también eran consultables, en primer lugar había una relación de cooperación técnica con el Centro Nacional de Inteligencia con el CISEN y ellos entregaban la información directa a la Unidad de Transparencia y ellos a su vez al usuario, sin embargo hemos advertido que los criterios para proteger los datos personales de naturaleza sensible no eran los adecuados”.

Derechos fundamentales
Comentó que con el acervo de la DFS hay dos derechos fundamentales en práctica, acceder a información pública para que la sociedad escrute en el pasado el actuar de las instituciones de inteligencia y por otra parte está la protección de datos personales de naturaleza sensible, que son los que una persona pueda ser objeto de discriminación y estigmatizado.

“¿Cuál es un ejemplo de un dato de naturaleza sensible? La ideología política, por ejemplo, o las ideologías morales. Hay que tener en cuenta que las corporaciones de inteligencia lo que recababan era precisamente esta información entonces uno puede advertir que hay muchas personas involucradas en cada uno de estos documentos que se pueden relacionar con su ideología política, con su ideología moral”.

El funcionario federal indicó que la Ley General de Archivos mandata que un archivo histórico tiene que ser de acceso restringido para proteger los derechos fundamentales de los individuos involucrados, toda vez que tienen derecho a no ser re victimizados ya que el hecho de abrir un capítulo cerrado en su vida podría causarle un conflicto, no obstante hay el compromiso de aperturar el mayor número posible de informes de inteligencia, concluyó.

exp/red/daw/sep/2019