basura en guaymasGUAYMAS, SON.- La directora de Servicios Públicos Municipales, Marisela Zataraín Álvarez, reconoció que la Promotora Ambiental S.A. (PASA), no cumple con la recolección en las colonias de Guaymas, y señaló que los acumulamientos de basura que persisten en la Unidad Deportiva Municipal (UDM), son responsabilidad del personal que ahí labora.

Al cuestionarle acerca de quién debe poner orden a fin de evitar los grandes cantidades de deshechos que se pueden ver en los campos de la UDM, aclaró que PASA solamente recoge basura doméstica, y la dirección que encabeza apoya en caso de que lo soliciten.

“Pues los encargados de la Unidad Deportiva, porque ellos son los que tienen una cuadrilla de personal que se dedica a la limpieza, entonces, si nosotros por ejemplo damos el servicio de la recolección, a nosotros nos toca ir a darles el servicio de la recolección, cuando nos solicitan el apoyo de una cuadrilla, va la cuadrilla”, dijo.

Los reportes
Respecto a la suciedad que persiste en toda la ciudad, externó que está de acuerdo con la inconformidad ciudadana y que efectivamente, PASA presenta un retraso en sus servicios, lo que genera constantes reportes que le obligan a comunicarse con el gerente para solicitar que los carros acudan a las colonias, pese a que los pagos a la empresa se cumplen de manera puntual.

“Es una queja constante, es algo que ya lo he reportado a la presidencia y no están cumpliendo las expectativas del contrato, pero yo veo la buena disposición de ellos (PASA), precisamente ayer en Las Colinas me reportaron que no había pasado, yo me comuniqué con el gerente y me dijo: no te preocupes hoy queda y si quedó”, externó.

Mal servicio
Zataraín Álvarez señaló que el mal servicio que presta la empresa está presente desde el inicio de la administración, y ya le ha enviado a la presidenta municipal escritos documentando las inconsistencias de PASA, como las campañas de concientización ciudadana de manejo de desechos, mismas que se estipulan el contrato y a la fecha no se han realizado.

El contrato con PASA se celebró en noviembre de 2006, y las tres administraciones que siguieron (César Lizárraga Hernández, Otto Claussen Iberri y Lorenzo De Cima Dworak) enfrentaron problemas con la concesionaria, a la que el último intentó, sin éxito, rescindirle el contrato vigente hasta el año 2021.

exp/red/daw/ago/2019