area del derrameGUAYMAS, SON.- El derrame de ácido sulfúrico vertido a la Bahía de Guaymas, derivado de una fuga en una manguera de un tanque con capacidad de 17 mil litros propiedad de Metalúrgica del Cobre filial de Grupo México, fue controlado inmediatamente por lo que será el dictamen de Semarnat y Profepa lo que determinará si hubo daño ecológico o no, consideró Víctor Abraham Larios Velázquez, director de la Administración Portuara Integral de Guaymas S.A. de C.V. (Apiguay).

En la reunión con medios de comunicación estuvieron presentes los diputados locales Carlos Navarrete Aguirre y María Magdalena Uribe Peña, de los partidos Encuentro Social y del Trabajo, e incluyó un recorrido por la zona donde ocurrió el accidente, el funcionario se mostró abierto a proporcionar información sobre los hechos.

Explicó que Mexicana de Cobre S.A. de C.V. es uno de los 11 cesionarios de derechos para operar en Apiguay, empresa que opera en 54 hectáreas. Le concedieron el derecho en 1993, en el año 2015 obtuvo una ampliación de su concesión hasta 1935. Tiene movimientos de concentrado de cobre y ácido sulfúrico.

"El día martes se activó un protocolo de emergencia, nos avisa personal de Grupo México. En la parte de API lo que nos corresponde es aplicar el protocolo y avisar a las autoridades, Secretaría de Marina en primera instancia, SEMARNAT, PROFEPA y aduana, ¿por qué aduana? porque somos un recinto fiscalizado y no hay accesos más que cuando te dan el acceso", explicó.

Los primeros en actuar
El director de Apiguay enfatizó que quienes tienen que contener la emergencia es la empresa responsable que tiene sus protocolos de actuación para ese tipo de contingencias; añadió que en mayo realizaron un simulacro de derrame de ácido en el muelle y en los siguientes días estaba programado otro que fue suspendido por el incidente.

Afirmó que los primeros en llegar fueron elementos de la Secretaría de Marina quienes "dictaminaron que por parte de la empresa ya estaba controlado en ese momento el derrame, no alcanzó a vertirse más porque se controló, pero sí ya se había derramado algo al mar. ¿Cuánto?, no lo sabemos, yo no tengo la cantidad exacta".

Lea la información completa en la edición impresa del 17 de julio de 2019

exp/rl/daw/jul/2019