grua estacionamientoGUAYMAS, SON.- A respetar las reglas establecidas en el estacionamiento de la Marina San Carlos, llamó personal de seguridad del lugar, después de que algunos choferes se quejaran de que les colocaron candados en las llantas de sus automóviles sin previo aviso y les multaron con 500 pesos.

Un guardia de seguridad del equipo que controla el acceso vehicular al estacionamiento privado, señaló que la administración de Marina San Carlos estableció dichas reglas desde hace tiempo, y mostró los señalamientos donde claramente se advierten las consecuencias a quienes dejen sus carros estacionados en el lugar.

“El área restringida es para los capitanes, marineros, propietarios de yates y clientes del restaurante; hay un área enseguida donde sí se puede estacionar cualquiera de 7 de la mañana a 7 de la tarde; lo que pasa es que los marineros a veces no le avisan a la gente que no deben dejar su carro ahí, pero nosotros todo el tiempo les damos la indicación”, dijo.

Altercados

Señaló que recientemente tuvieron altercados con personas que no acataron las instrucciones y que, en la mayor parte de los casos son automovilistas que salen del lugar después de haber consumido bebidas alcohólicas.

Incluso, mencionaron un incidente con un hombre molesto porque arrancó su automóvil con todo y el candado puesto en la llanta, y en la discusión con los guardias le manoteó el teléfono a uno y se lo rompió.

“Nosotros hacemos lo posible por no poner el candado, y ahí están los letreros muy claros a la vista de todos los que llegan al estacionamiento”, concluyó.

exp/red/daw/abr/2019