cabildo guaymas sesionGUAYMAS, SON.- Con desapego a los lineamientos que marca la ley sobre la elaboración y presentación del Plan Municipal de Desarrollo para la administración 2018-2021 de Guaymas, este fue aprobado por el Cabildo en pleno, justo un día antes de vencerse el término legal.

Previo a que el punto fuera votado, el regidor José Luis Portillo Liera hizo fuertes críticas a la alcaldesa por no realizar el plan con un tiempo que permitiera integrar las acciones al presupuesto de egresos, no organizarse para captar las necesidades de los distintos sectores de la sociedad, excluir la voz de los ediles, limitar la participación a un número reducido de funcionarios y aun así intentar su aprobación mediante la práctica conocida como “mayoriteo”.

“Son decisiones de unos cuantos, discúlpenme pero aquí quien debe de llevar la voz cantante es este cabildo, y nos están faltando al respeto, y nos estamos dejando, por unas migajas que les están aventando a algunos”, manifestó.

Expuso que el artículo 128 de la Ley de Administración Municipal habla de las demandas de la sociedad que debe de captar el Comité de Planeación Municipal, (Coplam), y los mecanismos de consulta ciudadana que corresponde al Ayuntamiento determinar.

“Y somos nosotros, los 23, entonces nunca determinamos esos mecanismos de consulta ciudadana para que esos grupos sociales se expresaran, si alguno de ellos se llevó a cabo, alguna de esas consultas, pues no fue una decisión del Ayuntamiento como lo estipula esta ley, además el Comité de Planeación Municipal debe de tener ciertos organismos como una asamblea plenaria, comisión permanente, subcomités especiales y grupos de trabajo para poder ir recabando toda la información de los diversos grupos sociales y la ciudadanía en general, lo cual, discúlpenme, no lo ví”, dijo.

Pautas legas
Portillo Liera enumeró una serie de pautas legales que no fueron tomadas en consideración sobre el modo de proceder y exhibió el hecho de que se “saltaron” el proceso de elaboración, toda vez que según él, en ningún momento los regidores intervinieron, ni se procedió a recabar información con los distintos sectores de la sociedad que permitan captar necesidades actuales.

Conforme avanzaba la sesión el reclamo fue subiendo a un tono irónico y el edil morenista, cuestionó directamente a Sara Valle Dessens sobre algunas inconsistencias en el documento presentado, como actividades que en su momento no se documentaron, entrw las que destacan 3 reuniones con expresidentes municipales, 25 con grupos empresariales, 51 del cuerpo edilicio con la administración pública paramunicipal, 5 reuniones con el SUSTAG, 25 con medios de comunicación, y finalmente, el hecho de que las personas que participaron en el “plan”, son funcionarios afines a la presidenta.

Valle Dessens, visiblemente molesta por los señalamientos, fijó su postura y le respondió que si el no estuvo al tanto es porque nunca quizo colaborar en nada y que no permitirá que subestime el trabajo de los funcionarios.

“Yo no voy a permitir que a los funcionarios que estuvieron participando, trabajando y organizando la información, que trabajan arduamente, de manera profesional y a conciencia, sean vulnerados, que sean agredidos, que sean lastimados y que sean pisoteados, son trabajadores, personas que están día y noche que se amanecen, no voy a permitir que se les falte al respeto y mucho menos que se hable de la confianza que tengo o no con ellos, yo se cómo me voy a llevar con cada quien”, le dijo.

Posteriormente justificó que las solicitudes de la comunidad guaymense comenzaron a integrarse desde su la campaña electoral, y que posteriormente como presidenta electa hizo un recorrido para detectar las necesidades más sentidas de la población.

No obstante lo expuesto por la primera edil, las pautas de el Plan de Desarrollo Municipal no incluyen el período de campaña, y el artículo 119 marca que este se deberá elaborar, aprobar y publicar el dentro de un plazo de cuatro meses, contados a partir de la fecha de toma de protesta, y de hecho, administraciones anteriores utilizaron sus primeros meses en labores organizadas a fin de recabar peticiones y opiniones de la ciudadanía, con la debida instalación de módulos en distintas dependencias, así como visitas de los comités a las zonas rurales, con el emblema del Plan Municipal de Desarrollo impreso en lonas, papelerías y urnas.

“No hay que asustarnos con lo de las fechas, yo sé que es un reclamo para mí, y de ninguna manera, esto es un Cabildo y la responsabilidad es de todos los que estamos aquí y todos sabemos que este día tenemos que enviar esto, tenemos que aprobarlo, entonces la responsabilidad es de todos”, comunicó la alcaldesa al cuerpo de regidores, para posteriormente obtener votación por mayoría.

EXP/CA/FRU/ENE/2019