plasma nogalesNOGALES, SON.- No donan sangre en México, pero la venden en Estados Unidos. Hasta 50 dólares por una bolsa de plasma reciben los mexicanos que acuden a los centros de recepción de ese compuesto hemático en Nogales, Arizona, mientras en el Centro de Salud de Nogales, Sonora, la donación altruista es de apenas uno o dos donantes al mes, informó el médico Julio Enrique Orozco Bustillos, jefe del banco de sangre en el Hospital General del lado mexicano.

AUDIO:

“Para empezar, en México está prohibida la donación remunerada; se trata de que la donación sea en forma altruista, al 100 por ciento, porque la sangre de un donador altruista comprometido, es una sangre más segura, porque son personas sanas, cuando se les hace un interrogatorio no mienten y tratamos de lograr que sea el 100 por ciento de la donación altruista”, señaló.

En torno al tema del comercio con sangre, uno de los encargados de CSL Plasma, la empresa más grande de compra de plasma en Nogales, Arizona, quien se identificó sólo como “Pablo”, confirmó que en su mayoría son mexicanos los que acuden a realizar su donación por efectivo.

De entre quienes acuden a vender su sangre, a condición del anonimato, algunas personas relataron que más del 90 % de los que visitan ese centro en Estados Unidos son de origen mexicano y para realizar su trámite de ingreso se les pide su visa o pasaporte vigente, además de que los pagos son por 50 dólares las primeras tres sesiones y de ahí el precio por su sangre baja de 20 a 30, con un máximo de tres visitas en la semana.

Por otro lado, en México la venta de sangre o plasma se encuentra completamente prohibida, pero la donación altruista es escasa, por lo que es común que haya suficiente dotación, sobre todo de los tipos A, B y O negativo.

Mencionó que en ocasiones personas de otros países centroamericanos, acuden pensando que recibirán alguna remuneración por su sangre, pero al ver que no es el caso, simplemente no lo hacen, al igual que muchos ciudadanos mexicanos.

El médico Orozco Bustillos explicó que actualmente el Hospital General de Nogales, cuenta con un grupo de donadores altruistas, quienes acuden una vez cada dos meses, pero es poco volumen comparado con la gran necesidad que se tiene en cualquier cirugía, por lo que se promueve también la donación entre familiares del club de embarazadas, de donde llega la mayoría de la sangre que se utiliza en el nosocomio.

EXP/DT/DAW/AGO/2018