Sonora

Ranchero tradicional con visión de futuro


Foto: Jesús Ballesteros / EXPRESO.

HERMOSILLO, SON.– “Yo tengo la ventaja de que no pertenezco a ningún grupo, yo soy amigo de todos, de los que fueron, de los que son y de los que vendrán; no tengo problema de ningún tipo, nunca he sido político y nunca he sido nada más que un ranchero como cualquier otro”, expresó Juan Carlos Ochoa Valenzuela, aspirante a dirigencia de la Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS).

Los ganaderos de Sonora quieren vender carne para así poderle dar mayor valor agregado a su producto de exportación, por lo que están de acuerdo con la propuesta hecha por el gobernador Alfonso Durazo, afirmó Juan Carlos Ochoa Valenzuela.

Habla sobre retos

¡Qué más quisiéramos los ganaderos que vender carne y no ganado flaco en pie!, esta propuesta va en marcha y va recio”, aseveró.

En entrevista con EXPRESO, el aspirante a liderar a los ganaderos habló sobre la propuesta del mandatario estatal,  los retos que enfrentan los ganaderos y lo que él pretende hacer en la UGRS, de llegar a ocupar la dirigencia de este gremio. A continuación te dejamos la entrevista completa.

¿Qué retos enfrenta la Unión Ganadera?

Los retos son bastantes, después de venir de una sequía como la que pasamos el último año donde el pie de cría se vino a la mitad prácticamente, comenzando por eso, hay que tratar de repoblar los ranchos, por lo que tendría que haber un apoyo bastante fuerte por parte de los gobiernos federal y estatal, que reclama la ganadería sonorense para el pie de cría.

Hablando del Gobierno federal, ¿ha habido falta de apoyo de un tiempo para acá?

Más bien desapareció, no hay, pero se está trabajando para que esas puertas se abran otra vez, parece que con muy buenas esperanzas porque el Gobernador así lo prometió y que va a ayudar a los ganaderos y nosotros lo que estamos haciendo es lo propio, nos estamos uniendo y apoyando al proyecto del Gobernador.

¿Cómo les afectó la falta de apoyo del Gobierno federal?

Principalmente por los toros, había un apoyo para ellos, eso se acabó y provocó que los toros ya no tuvieran la demanda que tenían y eso provocó una baja en la calidad del ganado sonorense.

¿Esto daría pie a que se perdiera la categoría de producto sonorense de exportación la carne del estado?

Es correcto y estamos trabajando en ese sentido. Como todas las tragedias después de una sequía, esta tragedia tiene dos caras, una es el daño que hizo y otra es que es un buen momento para comenzar de nueva cuenta, pero con la mejor genética posible porque a final de cuentas el precio, la producción del criador, del ganadero, se va a reflejar en su calidad.

La ganadería es una de las actividades más representativas del estado, en estos últimos años ha tenido muchos problemas naturales, como es la sequía, y de mercado, como lo fue la pandemia que le pegó a todo, y el ganado no fue la excepción.

¿Qué tanto les afectó la sequía?

En la Unión Ganadera el 90% de los agremiados tienen 100 vacas o menos, entonces al hablar de pequeños ganaderos, estamos hablando de casi todos y hay algunos que tienen 50 vacas o menos y a ellos les pegó mucho más; en este caso estamos viendo que necesitamos trabajar en buscar apoyos para esos más afectados para los que les pegó de veras duro y que ya no hallan la puerta.

La Unión Ganadera lo entiende así, todos estamos de acuerdo con que hay que empezar por los más débiles, los que han sufrido más. Lo bueno es que por el lado del Gobierno tienen la misma visión, entonces soy optimista al momento de pensar que el Gobierno nos va a escuchar y las puertas se van a abrir porque vamos por el mismo rumbo.

¿Qué estrategias van a aplicar para no perder el nivel ganadero que tiene Sonora?

Vamos a buscar en Patrocipes, que es algo que viene siendo parte de la Unión Ganadera, donde desarrollan genética y toros para canjear a los ganaderos, donde vamos a buscar el tema de la inseminación artificial. Vamos a ver la forma en que el Gobierno nos apoye para repoblar hatos.

Otras problemáticas que tiene este sector son los caminos vecinales que se descuidaron, son un desastre, se queja mucho la gente, que los utiliza para llegar a los ranchos, para mover su ganado y los insumos y es otro tema que el Gobernador prometió.

Además Durazo Montaño habló mucho de nuevos aeropuertos, aduanas, de cosas que al sector lo van a beneficiar, a éste y todos los sectores y lo vemos con muy buenos ojos.

También hay una relación Sonora-Arizona, Sonora-Nuevo México, ¿cómo se fortalecería ahora que existe una reactivación?

Hay ciertos protocolos que se deben modificar, Estados Unidos es muy estricto con sus protocolos y eso ha afectado un poco al estado porque Sonora está en Sanidad Triple A comparado con el resto del país, eso quiere decir que lo aísla del resto del país, porque tiene que cuidar su sanidad, no la puede perder porque le costó mucho, cuidarla
es lo que nos ha metido en problemas de movilización porque hay mucho filtro que es lo que ahora estamos viendo, cómo simplificar tanta burocracia porque a fin de cuentas se fue burocratizando esto en aras de cuidar; hoy por hoy hay que buscar esas voluntades para desburocratizar lo más posible esto sin afectar lo otro y el tema con Estados
Unidos es lo mismo, hay que platicar de los protocolos, cómo se pueden suavizar para que esto fluya.

¿Qué facilidades traerá el hecho de que esté la Sader en Cajeme?

Simplifica, el que esté tan cerca, desburocratiza, economiza y es más sensible porque está aquí con nosotros. Yo pienso que va a ser muy útil, eso nos va a beneficiar mucho, nos va a ahorrar tiempo, dinero y vamos a tener una cercanía de poder exponer estos problemas que estamos viendo, tratarlos y muy seguido.

¿Tiene planes de trabajo con los pequeños productores?

Tenemos que irnos por el lado de la tecnología para esas gentes, a ellos les ha golpeado mucho la falta de agua en sus terrenos, la falta de infraestructura de todo lo que es la energía solar que hoy por hoy es tan efectiva, pero cuesta.

Todo esto es parte de los apoyos a los que me refiero, se tiene que buscar cómo apoyarlos en lo que es tecnología y repoblar los hatos. Además, pienso que no se puede apoyar sin supervisar, tiene que haber un seguimiento a los apoyos para que no se pierdan, como ha pasado anteriormente. Se apoya, no se sigue y no sabemos si el apoyo funcionó o no, porque se le perdió la pista.

Por otro lado, mucha gente se queja de que los apoyos fueron a dar a manos de alguien que no los necesitaba, como que hubo mal manejo de los mismos. Por eso yo hablo de transparentar, con eso se quita la duda de la gente que piensa que le están llegando a quien no lo necesita y por otro lado dándole seguimiento se puede asegurar que la
gente que recibe los apoyos lo utilizan bien.

¿Qué opina del proyecto de ya no exportar ganado en pie, sino empacado a Estados Unidos?

Eso sería la cereza del pastel, ¡qué más quisiéramos todos los ganaderos que vender (exportar) carne y no ganado flaco en pie!, es un proceso. Va en marcha y va recio, lo bueno que este Gobernador ha hablado mucho de este tema, él habla de todos los sectores, quiere llegar a no exportar materia prima.

Nosotros vendemos mucho ganado en pie, antes era más rentable porque te lo pagaban muy bien, pero después los precios han ido bajando y después de la pandemia, peor. Ahorita, la carne está muy cara, mucha gente dice, los ganaderos deben de estar muy ricos porque la carne está cara, pero curiosamente no, el productor sigue estando castigado, porque el ganado se engorda con grano y éste está muy caro, entonces el ganado chico vale poco porque engordarlo cuesta mucho y la carne sube de precio, pero este beneficio no le llega al ganadero.

Se tendría que buscar la forma de hacer las alianzas famosas que yo tanto pienso, entre productor engordador y agricultor, para lograr hacer algo más redituable para todos y de manera gradual ir bajando la exportación del ganado en pie. También es muy importante el tema de la genética porque mientras ésta se mejore más en nuestras crías, será más redituable para los engordadores y será carne de mejor calidad.

¿Cuál es la inversión que requiere la ganadería para mantener el estándar que tiene hoy en día?

Tendríamos que hacer un proyecto, por ejemplo, estamos pensando que faltan 500 mil cabezas de ganado en el estado, eso es mucho dinero, no creo que se pueda conseguir tan fácilmente algo así, pero si pensamos en ayudar al sector más vulnerable, que necesita más apoyo, a lo mejor se podría empezar con el 20% de lo que hace falta para que llegara a ese sector y los que nos podamos rascar con nuestras uñas podríamos hacer la lucha desde la trincheras.

También hay apoyos que van más encaminados a los medianos y grandes productores como el apoyo de los toros y los caminos, que eso beneficia a todos en general. Pero lo que es la repoblación del hato, sí sería para los más vulnerables. Si llego a la Presidencia de la Unión Ganadera, desde ahí gestionaré lo más que pueda para lograr eso. El Gobernador entiende el tema, viene de familia ganadera, él no es ajeno a este sentir, estoy seguro que nos va a escuchar.

¿Desde cuándo es ganadero Juan Carlos Ochoa?

Toda mi vida; tengo 63 años y yo, a la edad de 13 años, me fui a trabajar con mi abuelo a su rancho, no tengo más carrera que la de ganadero, ahí empecé en un rancho que está en Esqueda, ahí estuve trabajando hasta que me volví comprador de ganado, luego criador. Después me vine un tiempo a Guaymas a trabajar en una engorda con un señor Vásquez, de ahí nació mi idea de hacer los corrales; me vine a Agua Prieta en 2003; hice mis propios corrales y ahí tengo mi engorda, mi ganado y tengo mi rancho en el municipio de Fronteras, donde tengo mi cría de ganado.

Para ser exacto tengo más de 40 años haciendo esto, por eso es que la figura de Juan Ochoa no es desconocida, al comprar ganado, tratas a todo mundo.

¿Cómo siente que ha cambiado la ganadería de cuando era más joven a hoy en día?

Las gentes de más de 50 años fuimos enseñados por nuestros padres y abuelos a hacer una ganadería tradicional; hoy por hoy todos estamos de acuerdo con que esto ya cambió, la tecnología nos ayuda mucho y ahora ya hay ranchos donde se puede ver lo nuevo, cómo cuidar de la tierra, que es muy generosa cuando le ayudan un poco.

Esto necesitamos cambiar en el ganadero tradicional; yo por ejemplo era muy renuente a los cambios de ese tipo, porque nos enseñaron a criar ganado de una forma, pero ahora hay otras y muy efectivas y a eso quiero que le apostemos en la Unión Ganadera, a hacer un equipo de profesionales que nos ayuden a manejar la tierra para que sea más generosa con el ganadero. Después de una sequía como la que pasamos nos damos cuenta de que no estamos preparados y hubo gente que nos lo decía desde hace mucho.

Estamos manejando mal los ranchos y con una sequía nos pasa lo que nos pasó y no se trata de una ocurrencia, es algo que ya se está haciendo y entonces es cuestión de apostarle a los cambios que ya vemos que funcionan y que son necesarios, porque el cambio climático es una realidad, ya no lo vamos a poder detener, pero sí podemos evitar que nos afecte con la ayuda de la tecnología.

También en Sonora

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721