Sonora

Destacan la importancia de la técnica RCP


Especial / EXPRESO.

HERMOSILLO, SON.- La técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP) es poco conocida por la población, pero que de saberla puede salvar muchas vidas, útil en emergencias como ataques cardíacos o ahogamientos, en los que la respiración o los latidos del corazón de una persona se han detenido.

Nailea Melissa Sarabia Moreno, estudiante de la Licenciatura en Enfermería, explicó sobre las principales maniobras temporalizadas para reanimar al paciente afectado de manera correcta y en el menor tiempo posible.

Mencionó que la actuación de un socorrista ante un Rcp consiste en llamar primero al número de emergencias y corroborar que el entorno sea seguro e iniciar con la técnica, en caso de ser una persona sin capacitación, pueden realizar la reanimación con las manos.

Esto significa realizar compresiones ininterrumpidas en el pecho, entre 100 y 120 por minuto, hasta que lleguen los paramédicos. No es necesario intentar hacer respiración de rescate.

En caso de ser una personas capacitada hay que verificar si hay pulso y respiración. Si, dentro de los 10 segundos, no hay respiración ni pulso, comienza a realizar 30 compresiones en el pecho.

En caso de utilizar el desfibrilador se debe empezar con 30 compresiones torácicas (a una velocidad equivalente a 100 pulsaciones por minuto y con una profundidad de 4-5 cm) seguidas de dos insuflaciones (donde se debe ver como sube y baja el tórax).

O bien, si llega el servicio de emergencia, ellos también traen el desfibrilador y se encargarían de utilizarlo en caso de ser necesario o trasladar al paciente a una unidad médica para darle una atención adecuada para su recuperación.

“Son muchos los eventos externos que pueden conducir al paro cardiorrespiratorio, por ello es importante saber Rcp, las principales causas son los problemas cardíacos, sobredosis de droga, sangrado excesivo, sepsis, lesiones y accidentes, ahogamiento y accidente cerebrovascular, entre otros”, dijo.

Explicó que también se debe comprobar si el individuo respira, para esto se debe abrir la vía aérea utilizando la maniobra frente-mentón; una vez abierta la vía se comprobará la respiración, se tiene oír respirar, ver como se mueve el tórax y sentir el aliento.

En caso de que el paciente respire por sí mismo y si se mantiene inconsciente, se pondrá en posición lateral de seguridad, reiteró que en situaciones donde se compruebe que el paciente no respira y no hay pulso, se debe llamar a los servicios de emergencias y empezar con la maniobra.

También en Sonora

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721