Sonora

“En 30 días vemos tu caso”; Claudia fue golpeada en Hillo y denunció… pero nada pasó


Foto ilustrativa

HERMOSILLO, SON.- “Aún no podemos hacer nada, pero en 30 días vemos tu caso”, fue la respuesta que recibió Claudia Arechiga por parte de las autoridades encargadas de hacer justicia, después de tres meses en espera. Ella se ha cambiado de número de teléfono en dos ocasiones; de casa en una y ya lleva dos trabajos perdidos por el acoso y miedo que tiene de su expareja.

Claudia, es sobreviviente de violencia familiar, el 22 de septiembre se encontraba en casa a punto de ir a trabajar al supermercado donde trabajaba con Luis, su ex pareja, él se desempeña como gerente y ella como empleada general.

Ella había decidido terminar la relación con Luis, debido a actitudes que a ella no le parecieron por parte de él. Aquel 22 de septiembre, ella salió de bañarse cuando notó que el hombre estaba dentro de su cuarto con su nieta, la cual usaba un celular. Ella por miedo retiró a la pequeña a la sala y le pidió a Luis que saliera de su cuarto.

El hombre comenzó a golpearla, ella se defendió como pudo, pero él, la cortó y ahorcó hasta que casi pierde el conocimiento. En ese momento llegó la hija de Claudia quien se enfrentó al hombre, quien en su agresión llegó hasta la sala donde se encontraba la nieta, le agarró el teléfono y lo destrozó.

Mientras en la recámara Claudia poco a poco recobraba la consciencia, sin embargo, no lograba mover el cuerpo.

Cuando pudo incorporarse, salió a la calle a pedir ayuda, pero su hija y nieta aún corría peligro con el fúrico sujeto en el interior de su casa por lo que le gritó que saliera o dañaría su vehículo; el agresor hizo caso omiso, así que ella quebró una de las ventanas y sólo así el hombre dejó a su hija para salir a corretearla por la calle.

Tras el alboroto salieron los vecinos quienes llamaron al 911, pero la patrulla nunca llegó. Por los golpes ella fue trasladada a la comandancia de la San Bosco donde por su estado los agentes la trasladaron de inmediato a recibir atención médica.

Su dedo índice estaba cortado, y un médico le diagnosticó esguince cervical y la refirió a la especialidad de ortopedia para seguimiento clínico.

Desde ese día y a pesar de la canción “Deja el miedo atrás” que se lanzó por parte de autoridades para motivar a la denuncia y terminar círculos de violencia, Claudia no ha recibido justicia, pues cada vez que va a pedir ayuda, la respuesta es que aún no hay respuesta y aunado a ello que “verán en 30 días más su situación”.

Hoy ella está recibiendo llamadas a su número personal de números desconocidos, e incluso la madre y hermana del agresor le han llamado en ocasiones “para arreglar las cosas”, en otras para decirle que tienen “conocidos” y que no va a poder hacer nada.

Por ello, clama justicia y exige reparación de daño, pues ya se le hace bastante el tiempo que ha dado vueltas sin respuesta, sin seguridad y con miedo de que la violencia en su contra se haga más grande.

También en Sonora

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721