Sonora

Fernando ya logra respirar sin ayuda


Luis Fernando, que aparece aquí con su mamá, está en recuperación. (Especial / EXPRESO)

HERMOSILLO, SON.- La tarde de ayer lunes en Hospitales Shriners, los médicos estadounidenses le retiraron el respirador artificial a Luis Fernando Pérez Payán y éste reaccionó favorablemente, aseguró su madre Beatriz Pérez, quien pudo acompañarlo a Sacramento, California, con una visa humanitaria.

“Voy saliendo del cuarto de Fernando, hace una hora le quitaron el respirador y está reaccionando muy bien, bendito Dios reaccionó muy bien, ahorita me dice que tiene hambre y sed, con señas y lo poco que puede hablar, me dijeron que esta noche (anoche) le van a dar agua y a cómo reaccione le van a ir aumentando las dosis, pero estoy muy contenta, tenía miedo que no pudiera respirar por él solo”, narró la madre.

Luis Fernando, de 15 años de edad, sobrevivió con quemaduras en la mayor parte de su cuerpo de primero y tercer grado tras explotar un transformador subterráneo en el Centro de la ciudad, al que cayó junto con otra joven, el pasado miércoles.

Como fue el más lesionado de los dos, fue el primero en ser trasladado al Hospital Shriners, que se especializa en este tipo de lesiones.

La CFE reitera que cubrirá gastos de jóvenes lesionados

La Comisión Federal de Electricidad reiteró que cubrirá los gastos de los dos jóvenes que resultaron con quemaduras de primer grado que ponen en riesgo su vida, por la explosión de un transformador de energía eléctrica ocurrida el pasado miércoles en el Centro de Hermosillo.

En un escueto comunicado de prensa, la oficina de Distribución Noroeste de la paraestatal, afirma que el pasado viernes 29 de noviembre, directivos de CFE se reunieron con los familiares de las víctimas e hicieron el compromiso de atención y seguimiento al caso.

“En relación con el incidente ocurrido el 27 de noviembre, donde explotó un transformador subterráneo por fallas internas, la CFE reitera que se cubrirán los gastos de los jóvenes que resultaron lesionados; además que el viernes 29 se celebró una reunión con familiares de los jóvenes afectados por quemaduras donde se asentó el compromiso de atención y seguimiento al caso”, dicta el boletín oficial.

Sin embargo, desde que ocurrió la tragedia los dos jóvenes han sido atendidos en nosocomios públicos como el Hospital General del Estado y el Hospital Infantil de Sonora, así como en el Hospital Shriners para niños quemados, el mejor en su clase y donde la atención, el traslado y la rehabilitación es totalmente gratuita.

Hasta el domingo, el padre del joven Luis Fernando Payan Pérez, quien resultó con las heridas más severas por la explosión, negó que exista un apoyo por parte de la Comisión Federal de Electricidad, a pesar de que la empresa paraestatal afirma que está apoyando a la familia desde la reunión del viernes.

También en Sonora

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721