Familias4NOGALES, SON.- La Organización contra la Separación de Familias de Tucson, Arizona, denunció que las autoridades estadounidenses continúan coordinando para capturar y separar a más familias hispanas y latinoamericanas en las calles de la ciudad.

De acuerdo Jessica Rodríguez, representante de la organización civil, el más reciente incidente se dio con la separación de una niña de apenas doce años de edad, de sus padres, a quienes mantienen recluidos en el centro de detención de la Patrulla Fronteriza en Tucson.

La tarde del pasado martes, Glenda de la Vega Fernández y Jesús Antonio Torres, padres de la menor Dariana Torres de la Vega, fueron detenidos por circular en un vehículo con el polarizado de sus ventanas demasiado oscuro, por parte de una patrulla de Arizona Highway.

Familias1

Coordinados
El patrullero llamó a la Patrulla Fronteriza a los minutos de detener a la familia y poco después arribaron al lugar varias unidades de otras corporaciones de seguridad, como la del Sheriff del Condado de Pima y del Departamento de Policía de Tucson.

Rodríguez señaló que a pesar de las protestas de familiares y conocidos a la familia en el lugar, quienes ya había tomado custodia de la menor, el agente de la Patrulla Fronteriza la subió a la “jaula” de la unidad oficial y negó a los familiares el entregarles agua y comida.

Familias2 1

Más detenidos
Otro ciudadano que estaba en el sitio se metió por debajo de la patrulla para evitar que se fuera del lugar con la familia abordo, pero fue detenido y puesto bajo custodia de la Patrulla Fronteriza.

Según la representante de la organización, Glenda, Jesús y Dariana han vivido en Tucson durante once años, junto a otros dos niños de diez y seis años de edad, por lo que familiares y conocidos demandan su inmediata liberación y reunificación.

Familias3

EXP/RED/DAW/MAR/2019