JorgeRamosAeropuerto

MIAMI, EU.- El periodista Jorge Ramos y su equipo de trabajo se preparaban para su regreso a Miami, Florida, desde el aeropuerto de Caracas, Venezuela, luego de haber sido retenido unas horas por los servicios de seguridad venezolanos que le confiscaron su equipo y material periodístico.

Pedro Ultreras, presidente de noticias de Univisión para el cual labora Ramos, escribió la mañana de este martes en su cuenta de Twitter:

“Ya pasamos inmigración en el aeropuerto de Venezuela. Elementos de inteligencia de Maduro nos siguen y nos filman discretamente”.
“Nos sentiremos seguros cuando abordemos en 3. Nunca nos regresaron el equipo confiscado como dijeron”, las autoridades venezolanas, agregó.

Antes había informado que todos los periodistas retenidos y expulsados por el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro, salieron del hotel Cayenas en que se hospedaban rumbo al aeropuerto en compañía de personal de las embajadas de México y Estados Unidos.

También precisó que la detención y deportación estuvo a cargo de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quienes de manera discreta los siguieron a su alojamiento y este martes al aeropuerto.

De acuerdo con la versión del equipo de noticias, el mandatario venezolano se habría incomodado cuando al ser entrevistado por Ramos, este le mostró un video en el que ve a tres jóvenes rescatando restos de comida de un camión de recolección de basura.

En el video, de dos minutos y 12 segundos, se muestran una unidad de limpia que recogía la basura de un complejo de edificios habitacionales, y grabó cuando tres jóvenes sacaban restos de comida de la unidad de recolección.

“No podemos seguir así, comiendo de la basura”, dijo un joven que se identifica como Jesús, tras afirmar que nunca en su vida había tenido que comer desperdicios.
“Móchale Maduro. Acuérdate que Venezuela es bonita y Venezuela somos todos”, respondió el joven a la pregunta de Ramos de qué le diría al mandatario.

Las imágenes molestaron a Maduro, cuyo ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo a los periodistas que la entrevista no estaba autorizada y miembros del equipo de seguridad procedieron a confiscar el equipo.

NTX/I/JEH/SRA/EV