donald trump migranteCIUDAD DE MÉXICO.- Miles de mexicanos migrantes que han llegado a Estados Unidos desde que asumió la presidencia el republicano Donald Trump han enfrentado penurias ante las acciones enmarcadas en la política impulsada por el magnate, como la separación de las familias indocumentadas y su retórica contra ese sector.

Un caso conocido es el de Francisca Lino, quien está en la lista de deportación inmediata y para evitarlo se encerró desde hace 13 meses en el segundo piso de la Iglesia Metodista Unida Adalberto, ubicada en Chicago.

La mujer comenta: "No soy una criminal, lo único que quiero es mantener a mi familia unida".

Otra historia es la de Rubicela Méndez, quien vive la desesperanza de ver a su familia separada por la política antiinmigrante del mandatario, ante lo que subraya:

"No ven las necesidades de los migrantes. Sólo quieren separar a las familias".

El Universal / MME 11/11/18