Mundo

Pepe Mujica, el expresidente ‘echado’ de la política por la pandemia


Foto: Tomada de Instagram/pepe.mujicaok.

CIUDAD DE MÉXICO.- José Alberto Mujica Cordano, mejor conocido como Pepe Mujica, fue presidente de Uruguay entre 2010 y 2015.

Es descrito como uno de los políticos más carismáticos y honestos de todos los tiempos.

Aunque ahora se le conoce por su carisma y personalidad, Pepe Mujica tiene una larga trayectoria política.

Además, se convirtió en presidente de Uruguay después de pasar años en la cárcel por su actividad en la organización revolucionaria Tupamaro.

A través de los años, Mujica se ha ganado el corazón de la gente gracias a su honestidad, carisma y a que lleva una vida austera, algo poco común entre los políticos.

Cuando se supo que vivía en una granja y que su auto era un Bocho Volkswagen 1987, se le denominó “el presidente más pobre del mundo”, aunque el expresidente argumenta que no necesita lujos para vivir.

Durante su presidencia, Mujica donó 90 % de su salario y se negó a vivir en la Residencia Presidencial y la usaba únicamente para actos oficiales.

“Yo no soy pobre. Pobres son los que precisan mucho para vivir, esos son los verdaderos pobres, yo tengo lo suficiente”, afirmó en mayo de 2013.

La pandemia de Covid-19 ha forzado a Mujica a retirarse de la vida política, ya que padece una enfermedad inmunológica crónica y tiene 85 años, lo que lo pone su salud en riesgo.

Tupamaro y el Movimiento de Participación Popular

José Mujica nació en Montevideo, Uruguay, el 20 de mayo de 1935.

Se crió en el seno de una familia modesta y vivió en las afueras de Montevideo durante su niñez.

En la década de los 60, Mujica se unió a la organización Tupamaro, un grupo creado y liderado por Raúl Sendic.

Este movimiento político buscaba acabar con la represión en Uruguay.

Sin embargo, Tupamaro se volvió una organización violenta que lanzaba ataques, secuestraba políticos y asesinaba policías y otros funcionarios.

Según la Enciclopedia Británica, durante su juventud, las autoridades arrestaron a José Mujica en varios ocasiones.

En 1971, el expresidente de Uruguay fue condenado a prisión tras ser acusado de matar a un policía.

Escapó de prisión dos veces pero fue aprehendido en ambas ocasiones.

En total pasó 14 años en prisión.

En ese entonces, un régimen brutal gobernaba aquel país, por lo que Pepe Mujica sufrió tortura y pasó al menos dos años en el fondo de un pozo.

A finales de 1985, José Mujica y otros presos políticos fueron liberados bajo un tratado de amnistía.

Fue entonces que Tupamaro se unió a la coalición política de izquierda conocida como Frente Amplio y se reorganizó como un partido político llamado Movimiento de Participación Popular.

Después de la creación del partido, Pepe Mujica se convirtió en una de las voces más poderosas dentro del partido.

Sin embargo, pese a su éxito en la política, Mujica se mudó a una granja ubicada a las afueras de Montevideo con su pareja, Lucía Topolansky.

La pareja se casó en 2005.

La vida política de José Mujica

Mujica se integró a la vida política de su país desde la creación del Movimiento de Participación Popular.

Fue diputado de 1995 al 2000, ese mismo año fue electo senador.

Se reeligió como senador en 2004 y se convirtió en líder del senado en 2005.

Fue Ministro de Agricultura de 2005 a 2008.

En 2009, Pepe Mujica ganó la nominación a la presidencia.

Durante la campaña presidencial se volvió evidente que Mujica era el favorito, sin embargo, su pasado resultaba controvertido para muchos votantes.

Durante la elección presidencial, Mujica no ganó más de 50% de los votos, por lo que fue necesaria una segunda vuelta, durante la cual obtuvo la mayoría.

José Mujica asumió la presidencia de Uruguay el 1 de marzo de 2010.

Durante la administración de Mujica, la economía de aquel país continúo prosperando y el desempleo se mantuvo a la baja.

El legado de Mujica consistió en una serie de reformas progresistas.

En junio de 2012, Mujica propuso la legalización de la mariguana.

El Congreso aprobó la ley a finales de 2013.

En octubre de 2012, Mujica se convirtió en el primer país sudamericano en permitir la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.

También en su gobierno se aprobó el matrimonio igualitario en mayo de 2013, lo que convirtió a Uruguay en unos de los países más vanguardistas y progresistas del continente.

EXP/UNI/EV/OCT/2020

También en Mundo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721