Mundo

Influencer Dmitriy Stuzhuk antes de morir aceptó el Covid


Tomada de redes

CIUDAD DE MÉXICO.– En su cuenta ya se lee: “En memoria de Dima Stuzhuk”, pues a unas horas de su muerte, el influencer ucraniano, cuyo nombre real es Dmitriy Stuzhuk, es referente de más de una reflexión acerca de la vida.

A los 33 años de edad, Stuzhuk murió debido a complicaciones de Covid-19, virus en el cual él no creía. Tras su muerte, dejó varias lecciones a sus más de un millón de seguidores, la primera de ellas fue precisamente la de estar alertas y cuidarse del virus mundial que él contrajo en un viaje a Turquía, mientras era escéptico.

“Quiero compartir cómo me enfermé y advertir a todos de manera convincente: también pensé que no había Covid, y todo esto es relativo”, escribió en si cuenta de Instagram hace menos de una semana, mientras se encontraba internado en el hospital.

Con sus consejos fitness y rutinas de ejercicio promovía la vida saludable y fue ejemplo como padre de tres pequeños. Estas son las cuatro facetas que definieron a Dima Stuzhuk como modelo a seguir.

Dos pequeñas mujeres y un varón fueron la razón por la que Dimitriy y su pareja Sofía Stuzhuk mantuvieran una buena relación a pesar de sus problemas. “Todas las familias felices comienzan con una buena relación entre padres”, afirmó el influencer en una de las tantas publicaciones que hizo junto a sus hijos.

Se convirtió en papá por primera vez en 2018 y en aquel entonces confesaba: “Ni siquiera puedo imaginar cómo es ser padre de una hija, pero estoy emocionado”.

“Amar y ser amado”, promulgaba en sus publicaciones junto a su pareja e influencer y con quien además compartía el gusto por hacer deporte. Comenzó a compartir momentos juntos desde el año 2014 y tras su partida ella escribió una emotiva despedida.

“Sí, no tuvimos una buena relación. Sí, hubo muchos problemas. Pero esta relación nos dio tanto. Hemos vivido y experimentado mucho contigo. Estuviste allí en dolor y alegría… Te estaré agradecida por el resto de mi vida por nuestros tres hermosos hijos”.
Instructor

Con varios años de experiencia, la estrella de Instagram promovía la práctica del ejercicio, la correcta alimentación e incluso la meditación. Sin embargo, siempre dejó claro que su felicidad y salud mental se imponían a que cualquier otra prioridad, por ejemplo, pasar tiempo con sus hijos podía ser motivo para que faltara al gimnasio sin sentirse mal por ello.

“Antes de que apareciera la familia, los deportes tomaron un lugar honorífico en mi vida”, reconoció en enero.
Apenas el seis de octubre se consolidaba como empresario junto a una sociedad financiera con la que había acordado promover ciertos productos desde su posición de bloguero. Además también hacía promoción a distintas marcas de proteínas y alimentos saludables.

También en Mundo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721