Mundo

Bioquímica del cerebro podría verse afectada por la pandemia


depresion sonoraEspecial / EXPRESO.

HERMOSILLO, SON.- El ser humano es social por naturaleza, por lo que ahora con la contingencia sanitaria por Covid-19, se han tenido que modificar esas relaciones entre las personas, y con dicha ruptura de la interacción cercana a la que se está acostumbrado, se generan cambios bioquímicos en el cerebro que por ende afectan el comportamiento físico.

En entrevista exclusiva con el neurólogo Julio Montes Brown, detalló que el cerebro tiene un sistema parasimpático y uno simpático, también conocidos como colinérgico y adrenérgico respectivamente, los cuales, se ven afectados en su desempeño a causa de los cambios que padece la sociedad ante la pandemia.

Estos sistemas se encargan de mantener regulado nuestro cuerpo, en donde el colinérgico trabaja para producir un estado de bienestar, y el adrenérgico nos mantiene más alerta y activos en el día; expresó que estos pueden presentar un desbalance y por ende afectan el desempeño de la persona en su comportamiento.

“El sistema simpático predomina durante el estado de vigilia, cuando estamos despiertos y atentos porque está relacionada con la actividad, las relaciones sociales y mantenerse activo, captando todos los estímulos del medio, nos permite que las vías respiratorias estén amplias, dilatadas para que entre el oxigeno.

“Y hay otra parte que se llama colinérgico o sistema parasimpático, éste predomina durante la noche y tiene que ver con todo lo que es bienestar, satisfacción, todo lo que llamamos placentero; el sistema adrenérgico y colinérgico tienen una estabilidad entre ellos para que funcionen bien”, precisó el especialista.

Agregó que el contacto físico o la presencia de otra persona frente a uno mismo es necesaria, y ahora que no se recomienda tener dicha cercanía, incluso las relaciones sexuales entre parejas se ven afectadas por diversas razones, pero aquellas centradas en lo que cruza la humanidad este 2020, están relacionadas el estrés y la incertidumbre, ocasionando un bajo desempeño.

“En las relaciones sexuales participan los dos, el ejemplo más clásico que se conoce es en el hombre, no significa que no ocurra en la mujer; siendo más notorio en el hombre, para que tenga una adecuada erección, necesita que se sienta bien, complacido. Si empieza a preocuparse o está asustado, predomina el simpático y no tiene una buena erección,

“Necesita el parasimpático para que haya una eyaculación, y entre las dos deben trabajar para que se cumpla la salida del semen, ocasionando las sensaciones que recibe el sistema límbico (relacionado a las emociones y el instinto sexual) en el cerebro como una sensación de bienestar, desde el caso biológico”, detalló.

También en Mundo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721