Mundo

Trump contra la pared


Foto Ilustrativa: Flickr

WASHINGTON, D.C.- Donald Trump se convirtió ayer en el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido aimpeachment” o juicio político en el Senado, luego de que la Cámara de Representantes, con la mayoría de los demócratas, avalara los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Trump es acusado de abuso de poder por haber presionado a Ucrania con el fin de que investigara al demócrata Joe Biden y a su hijo que le beneficiarían de cara a las elecciones de 2020 y de haber usado las ayudas militares y una invitación a la Casa Blanca como moneda de cambio.

El segundo cargo alude a la obstrucción al Congreso por haber tratado de boicotear la investigación.

Luego de más de seis horas de debate, los demócratas argumentaron las acusaciones en el sentido de que Trump sí incurrió en los dos cargos y señalaron que ni el presidente está por arriba de la Constitución, mientras los republicanos aseguraron que no hay pruebas suficientes y que no se siguió el debido proceso.

En el Senado se requerirá de dos tercios de sus miembros, es decir, 67 de los 100 senadores (los republicanos tienen 53 escaños), para destituir al Presidente, aunque esa cámara está dominada por el partido Republicano del mandatario y han adelantado que no procederá la destitución.

El juicio político contra Trump será en enero tras el receso de Navidad.

Desde la semana pasada el Comité Judicial aprobó los cargos de ‘abuso de poder’ y ‘obstrucción’ al Congreso, los cuales acusan a Trump de presionar a Ucrania para investigar al demócrata Joe Biden y a su hijo.

Ayer, el Presidente estadounidense aseguró que el “impeachment” es una guerra contra la democracia y una expresión de que el Partido Demócrata sigue frustrado por la derrota electoral de 2016.

EXP/RED/EV/DIC/2019

También en Mundo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721