Mundo

Donald Trump saca ‘acordeón’ para rueda de prensa sobre el ‘Ucraniagate’


donald trump euDonald Trump, presidente de Estados Unidos. (Archivo / EXPRESO)

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, esperaba ser suficientemente contundente en su respuesta a las acusaciones de que presionó a Ucrania para investigar a la familia Biden y para evitar margen de error, llevaba su acordeón de lo que tenía que decir… escrito con un plumón negro.

En una aparición que recordó cuando mostró un mapa alterado con un Sharpie para demostrar que, como él había asegurado erróneamente, Alabama estaba en la ruta un huracán, Trump habló este miércoles ante la prensa para negar, nuevamente, que haya pedido al embajador de Estados Unidos en Europa, Gordon Sondland, que presionara al presidente ucraniano Volodimir Zelensy para que anunciara una investigación sobre Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden y quien era parte de la junta directiva de una empresa de Ucrania, a cambio de liberar ayuda militar.

“¿Están listos? ¿Sus cámaras están grabando?”, preguntó antes de empezar a leer sus notas para no olvidar nada. “Si no fueran fake news, cubrirían esto de la forma adecuada”. El papel decía, escrito a mano con un plumón negro, en mayúsculas:

“No quería nada”
“No quería nada”
“No quiero quid pro quo”
“Dile a Zelensky que haga lo correcto”
“Es la última palabra del presidente de Estados Unidos”

Trump se refirió al testimonio de hoy de Sondland. Según el mandatario, el embajador comprobó con sus dichos lo que él ha repetido: que no presionó a Zelensky cortando la ayuda militar y exigiendo la pesquisa sobre Biden a cambio de liberarla y que en cambio le había pedido decir al mandatario del país europeo que hiciera lo correcto.

Sin embargo, las palabras de Sondland en su audiencia pública ante el Congreso fueron un golpe para Trump. El embajador aseguró que sí hubo presión a Ucrania y que fue por dirección directa del mandatario estadounidense.

Trump repitió una y otra vez que Sondland dejó en claro que el Ejecutivo “no quería nada”. Pero a los periodistas les llamó la atención el papel que llevaba y que con tanto afán leyó.

No es la primera vez que al intentar defenderse, las cosas le resultan distinto de como las planea.

Cuando presentó el mapa alterado con Sharpie, en septiembre pasado, se desató una oleada de memes y hasta desmentidos del Servicio Meteorológico.

En marzo pasado, durante una reunión con sobrevivientes de tiroteos en las escuelas, llevaba un mensaje escrito a mano que decía “los escucho”. Pero cuando se reveló que el texto fue escrito en realidad por la entonces directora de comunicaciones de Trump, Hope Hicks, se desató una polémica que opacó la empatía que el jefe de Estado quería mostrar.

También en Mundo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721