obispo pelicula TUXTLA GUTIÉRREZ, CHISP.- La vida y obra del extinto obispo de San Cristóbal de las Casas, Samuel Ruiz García, impulsor de la iglesia autóctona, protagonista desde 1960 de la defensa de los pueblos originarios y mediador en el conflicto zapatista de 1994, busca llevarse al cine, a partir de un guión presentado en esa ciudad por el periodista y escritor uruguayo Ugo Codevilla.

"Samuel Ruíz, un hombre de fe", es el título de la cinta, que recrea la visión, las creencias y las luchas del religioso, a quien "algunos llaman el Gandhi americano por su trabajo en favor de la paz"; ahora el guión ya está para presentarlo a un productor o director, sería el siguiente paso.

Tenemos nombres y vamos inmediatamente a la Ciudad de México para entrar en contacto con estas personas, indicó el autor.

Codevilla refirió que la trama del guión es una buena historia, "la gente está ávida de buenas historias". Qué nos puede decir hoy don Samuel, cuestionó: A la iglesia le dice que no puede haber una iglesia reconstruida bajo el mando del papa Francisco si no hay fe, si la Iglesia no se deja desbordar por hombres de fe.

Esa suma de conflicto de poder que significó Juan Pablo ll, subrayó, llenó a la Iglesia de gente que tenía distintos fines y propósitos, menos la fe; ya es hora de que vuelva la Iglesia a ser inundada por gente de fe, que cree en la existencia de Dios y en la palabra de Jesucristo, ya sea como el hijo de Dios o simplemente como un gran revolucionario, argumentó.

Don Samuel, sostuvo Codevilla, jamás se olvidó que el templo era el pueblo de Cristo, no los ladrillos, la mampostería ni las grandes puertas, sino el pueblo. Otro elemento importante del extinto obispo, para ofrecerles a todos no sólo a los católicos, cristianos, judíos o musulmanes sino a los indúes, incluso que tuvieron un Gandhi, es el mensaje de la lucha por la paz.

Es decir, una lucha sin retroceso, hasta las últimas consecuencias que tuvo como elemento principal la justicia; es algo que nos sirve hoy cuando tenemos un mundo que se va al abismo; un neoliberalismo que está llevando al desastre total; don Samuel nunca perdió de vista la justicia, luchó por la paz y por los migrantes guatemaltecos, y regresó la credibilidad a la Iglesia con su esfuerzo y sacrificio, aseveró el guionista.

El denominado Tatic, (padre), por los pueblos originarios falleció en enero de 2011. Sus restos fueron sepultados en la catedral de San Cristóbal de las Casas.

El guión de la película inicia con la llegada de dos sacerdotes a la diócesis uno de los cuales es enviado del Vaticano para observar la labor del extinto quien les explica los conflictos en la región, y cómo la jerarquía católica no entendía su trabajo, que discrepaba de alguna forma con lo de la iglesia autóctona.

La película, exhibe "la persecución a la Iglesia", la reclusión del sacerdote Joel Padrón" en 1991 por órdenes del entonces gobernador Patrocinio González Garrido, el estallido guerrillero zapatista en 1994, la intervención de Ruíz García en pro de la paz, la creación de la Comisión Nacional de Intermediación, los diálogos de paz.

Cuando se pensaba que la paz tenía una posibilidad cierta, llega Acteal, el 22 de diciembre de 1997, de lo cual da cuenta la película, que termina con don Samuel y don Raúl (Vera López, ahora obispo de Saltillo, Coahuila) frente a los ataúdes sin contener el llanto.

Codevilla puntualizó que el guión sigue con una entrevista a Miguel Álvarez y al sacerdote Gonzalo Ituarte, que explican lo que la película no hizo, y termina con la muerte de Tatic.

EXP/RED/FRU/SEP/2019