lopez obrador plan migratorioCIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno tiene suficiente presupuesto para poner en marcha el plan de regulación migratoria acordado con Estados Unidos tras la amenaza de imposición de aranceles.

Indicó que no será necesario solicitar un incremento en la deuda para financiar las acciones en ambas fronteras.

“Se hablaba de los fondos, miren la importancia de combatir la corrupción y evitar los lujos en el Gobierno; ahora que necesitamos recursos adicionales, los tenemos, no necesitamos pedir un crédito porque hay en Hacienda los recursos que se necesiten”, apuntó.

Sin embargo, reconoció que la implementación del plan representa un desafío para su administración, ya que tienen un plazo de 90 días para ofrecer resultados.

“Es un desafío interesante que en tres meses podamos acreditar que es posible atemperar el fenómeno migratorio atendien- do las causas que origina la migración, que con producción, trabajo y bienestar podamos mantener a los migrantes en sus casas, con sus familias, en donde nacieron, donde están sus costumbres”, expresó.

En tanto, Maximiliano Reyes Zúñiga, subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y El Caribe, indicó que el plan de desarrollo integral para Guatemala, Honduras, El Salvador y el Sur de México que impulsa el Gobierno Federal podría arrancar con la aplicación de 2 mil millones de pesos del denominado Fondo Yucatán.

El Fondo es un instrumento de cooperación para países de Mesoamérica y el Caribe. Entre 2012 y 2016 aprobó 129.7 millones de dólares para 16 proyectos en 11 países.

Preocupa impacto de migración

Empresarios de las zonas fronterizas están preocupados por el impacto económico y de seguridad que tendrá la permanencia de migrantes que retornen de Estados Unidos, advirtió la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco).

En un comunicado señaló que aun cuando se disipó la amenaza de la aplicación inmediata de aranceles, la evaluación de las acciones migratorias acordadas en 45 días y su ratificación o suspensión a los 90 días, generan incertidumbre entre el sector empresarial.

José Manuel López Campos, presidente de Concanaco, dijo que es difícil pretender que se dé empleo a todos los inmigrantes, ya que el país sólo es un corredor para quienes tienen como finalidad llegar a Estados Unidos. Advirtió que medio millón de inmigrantes de Centroamérica y de otras latitudes que ingresaron a territorio mexicano de enero a la fecha generan un alto costo para el país.

EXP/RED/FRU/JUN/2019