uber efectivo cdmxCIUDAD DE MÉXICO.- Los autos que operen para aplicaciones de transporte privado como Uber, Cabify y Didi deberán tener un precio de factura de origen de al menos 250 mil pesos y los choferes no podrán aceptar pagos en efectivo ni de tarjetas no bancarias.

Esos y otros cambios fueron realizados al Reglamento de la Ley de Movilidad, mediante un decreto publicado en Gaceta Oficial por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

En conferencia, la mandataria anunció algunos cambios para poner "piso parejo" entre los taxistas y las plataformas digitales, como la nueva licencia E-1 sin costo para los choferes de apps y la obligación de las empresas de pagar revista vehicular de los coches a su servicio.

Sin embargo, además de estas novedades, el decreto también estableció en el artículo 58 que las empresas podrán inscribir vehículos para la obtención de su registro vehicular, y entre los requisitos, las unidades deberán tener un costo de factura de origen de al menos 250 mil pesos, además no podrá exceder los 10 años de antigüedad y deberá cumplir con condiciones técnicas que la secretaría de Movilidad determine.

Antes de los cambios, la administración pasada estableció que los autos que se registraran para las apps, tendrían valor de factura de 200 mil pesos o más, entre otros requisitos.

Según las nuevas modificaciones, también se compromete a los titulares de las constancias, es decir las empresas, a pagar los derechos por cada unidad para que se les otorgue una constancia de registro vehicular y una vez obtenido este requisito la compañía deberá proporcionar a cada unidad un tarjetón distintivo conforme lo determine la secretaría.

El mismo artículo establece la obligatoriedad a los vehículos de acreditar una validación anual equivalente a la Revista Vehicular anunciada por la jefa de Gobierno y el secretario de Movilidad, Andrés Lajous.
Además, el actual gobierno modificó el artículo 59 para establecer que los choferes tendrán prohibido recibir pagos en efectivo o con tarjetas no bancarias ni monederos electrónicos.

Reaccionan las apps
Tras el anuncio, las empresas de servicio de apps, Uber, Cabify y Didi, externaron su posición.

La empresa Cabify se dijo preocupada por la barrera que se impondrá al autoempleo ante la disposición de elevar el valor mínimo de un automóvil registrado en una plataforma a 250 mil pesos.

No obstante, destacó que coinciden en la necesidad de actualizar la regulación del sector a través del diálogo y respaldo a los esfuerzos del Gobierno de la Ciudad de México por mantener actualizado el marco jurídico. Sin embargo, debe haber un proceso abierto y constructivo.

"En Cabify buscamos el diálogo abierto con las autoridades, actores de la industria, taxistas y ciudadanos para impulsar una regulación eficiente y moderna", explicó en un comunicado de prensa.

La empresa hizo un llamado al gobierno local a llevar a cabo regulaciones modernas e incluyentes; un entorno parejo para todos, que no haya lugar a prácticas de corrupción y que no se excluyan a sectores de la sociedad que participan en el sector de movilidad.

Por su parte, Uber indicó que las modificaciones pueden tener un impacto negativo para la Ciudad de México, entre ellas, la prohibición de pago en efectivo o cualquier otro medio de prepago, negando a los ciudadanos el derecho de elegir el método que más les convenga; además de la fijación de un valor de factura mínimo de 250 mil pesos, el cual negaría a 40 mil de los socios conductores una opción de autoempleo y de generación de ingresos extra.

"Desde Uber apoyamos cualquier esfuerzo regulatorio que simplifique los trámites burocráticos para los socios conductores, así como nuevos sistemas que promuevan la transparencia y persigan erradicar la corrupción", mencionó Federico Ranero, director General de Uber.

Indicó que estas prohibiciones de pagos en efectivo en la plataforma, no sólo contraviene la postura de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de la Organización de las Naciones Unidas, sino que discrimina al 52% de la población de la Zona Metropolitana del Valle de México, pues alrededor de 10 millones de personas no cuentan con una tarjeta bancaria para acceder al servicio o que prefiere pagarlo en efectivo.

También la empresa DiDi consideró que el mejor enfoque para generar mejores condiciones de movilidad y emprendimiento, es el que se impulse la sana competencia, que fomente la accesibilidad y la inclusión de todos los servicios a la totalidad de la población, y que ofrezca certeza y seguridad a los consumidores.

Respecto a las nuevas disposiciones, DiDi informó que estará buscando espacios de diálogo con las autoridades para así poder continuar colaborando, en conjunto con distintos miembros de la sociedad, a la generación de sistemas y políticas públicas adecuados para el desarrollo de la movilidad inteligente, apoyándonos en el uso de la tecnología para la generación de fuentes de ingreso flexibles, seguras, eficientes y modernas.

"Por el momento, estamos realizando análisis internos sobre las implicaciones de estas disposiciones en nuestras operaciones, incluyendo su proceso de aplicación con socios conductores y el potencial impacto en nuestros pasajeros y la industria".

El Universal / MME 24/04/19