MarkoCortes

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando se enfrenta un gobierno con un alto índice de popularidad, autoritarismo y clientelismo, es momento de un gran cierre de filas panitas, dijo el presidente nacional del PAN, Marko Cortes.

Señaló a los consejeros nacionales, que ante el panorama ‘incierto y preocupante’ por el estilo de gobernar del presidente Andrés Manuel López Obrador, que busca ‘lavarse las manos’ ante decisiones ‘absurdas’, Acción Nacional requiere ser un contrapeso, particularmente cuando pretende ‘perpetuarse’ en el poder.

“Estamos ante un gobierno que, abusando de la alta expectativa de la gente y con un sello y un discurso de pureza, está cometiendo todo tipo de actos ilegales, todos estos errores, ocurrencias, opacidad, muestran una clara intención de Morena, de acabar con la democracia, de acabar con los contrapesos y ahora, lamentablemente, hasta de querer perpetuarse en el poder”, afirmó.

Cortés Mendoza asentó que ya no se trata de combatir al PRI de las últimas décadas, sino de lo peor del PRI llamado Morena, que genera su fuerza en el clientelismo, más autoritario y antidemocrático de los años 70.

Por lo que convocó a los panistas a reconocer con sinceridad lo que han dejado de hacer o ‘hicimos mal’, sobre todo, cuando su responsabilidad de contrapeso se los obliga, pues ya no se trata sólo de señalar lo que se está haciendo mal, sino de aceptar sus errores.

Acompañado de los candidatos al gobierno de Puebla, Enrique Cárdenas, y de Baja California, Óscar Vega Marín, sostuvo que con el bloque ampliado en el Congreso de la Unión, ‘no vamos a permitir’ que en el 2021, el presidente vaya a la boleta, y use el aparato del Estado para ‘beneficiar a sus candidatos’, ni su permanencia en el poder como en Venezuela o Bolivia.

El Universal / LCG 23/03/19/EV