CamaraDeDiputados

CIUDAD DE MÉXICO.- Con 329 votos a favor, 153 en contra y 2 abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados avaló ayer en lo general la reforma constitucional sobre consulta popular y revocación de mandato.

Con tres priistas y nueve ex perredistas que ahora apoyan a Morena, el bloque mayoritario superó la mayoría calificada —323 votos— necesaria para la aprobación de reformas constitucionales.

El dictamen aprobado fija los requisitos para pedir una consulta popular por parte de los ciudadanos.

Se reduce de 2 al 1% de la lista nominal de electores, que actualmente es de 87.19 millones de personas, por lo que pasaría de 1.7 millones a sólo 871 mil solicitantes.

También disminuye el umbral de participación para que la consulta sea vinculatoria, del 40 al 34% de la lista nominal, por lo que bajaría de 34.8 millones de personas a 29.6 millones.

La reforma al artículo 35 constitucional también incorpora la figura de revocación de mandato del Presidente de la República.

“El proceso de revocación del mandato tiene por objeto que la ciudadanía decida la permanencia del titular del Poder Ejecutivo de la Unión”, dice redacción.

Señala que la revocación podrá ser convocada por el Congreso a petición del propio Presidente de la República, por el equivalente al 33% de los integrantes de cualquiera de las Cámaras, y por los ciudadanos, con al menos el 3% de los inscritos en la lista nominal de electores.

De acuerdo con el actual listado nominal, cerca de 2.6 millones de personas tendrían que pedir la revocación.

“La revocación del mandato será vinculante por mayoría absoluta de los votos depositados en las urnas, siempre que concurra votar al menos el 40% de los inscritos en la lista nominal de electores”.

De acuerdo con esta redacción, tendrían que participar al menos 34.8 millones de ciudadanos, de lo contrario no sería válido el ejercicio de revocación, y sólo podría ser vinculante con el resultado a favor o en contra, de más de 17.4 millones de votos.

EXP/REF/EV/MAR/2019