insulina 17102018ej 22CIUDAD DE MÉXICO.- En 2016, con recursos del Seguro Popular, los estados compraron insulinas tres veces más caras que el IMSS, revela un estudio de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Al realizar compras aisladas de este medicamento, las Secretarías de Salud estatales pagaron 526.6 millones de pesos por 3 millones de plumas de insulinas a 170 pesos por cada una.

En contraste, a través de las compras consolidadas, el IMSS compró 12.6 millones de cartuchos de insulina por un total de 680.9 millones de pesos, es decir que gastó 54.5 pesos por cada uno.

“Lo anterior implica que los servicios estatales de salud potencialmente malgastaron 358 millones de pesos”, expone el documento que forma parte de la investigación Salud Deteriorada. Opacidad y Negligencia en el Sistema Público de Salud.

De comprar el mismo tipo de insulinas a igual precio que el IMSS, el Seguro Popular habría ahorrado mil 233 millones de pesos para el periodo 2011-2016, estima el estudio.

Pero mientras en el IMSS se ha llevado a cabo un viraje hacia la prescripción de insulinas de bajo costo con efectividad similar, como recomienda la Organización Mundial de la Salud, en el Seguro Popular persiste la compra de insulinas de alto costo sin que tengan mejores resultados en el control de los pacientes.

MCCI analizó los datos de 493 mil diabéticos que se atienden en distintos estados a través del Seguro Popular.

De estos, 83 mil 711 tenían tratamiento con insulina NPH y otros 83 mil 711 con insulina glargina, que es entre cinco y 10 veces más cara. Sin embargo, sólo el 14.1% de los tratados con glargina estaba controlado, frente al 14.4% de los que recibían NPH.

EXP/REF/EJ/OCT/2018