bolivia jugadores futbolCIUDAD DE MÉXICO.- Los jugadores del equipo boliviano Real Potosí realizaron una huelga por falta de pagos y tuvieron que vender sus botines para mantener a su familia, según informó el técnico del equipo Sergio Apaza.

Previo al juego ante el Oriente Petrolero los futbolistas entraron en paro y no han entrenado desde el lunes pasado.

"La situación es complicada, los jugadores han tenido que vender sus botines para darle dinero a sus familias", mencionó Apaza, a el portal El Deber.

Ante esta situación, el estratega Apaza tuvo que comprar implementos para el entrenamiento con su propio dinero. "A más de 50% de los jugadores les falta peso, me da miedo de que se acalambren o que se desgarren", señaló.

La directiva conformada por Calixto Santos se había comprometido a pagar el domingo pasado los sueldos retrasados de cuatro meses.

El conjunto del Real Potosí se encuentra en el último lugar de la clasificación de la Liga de Bolivia.

El Universal / AJV 18/09/18