GuillermoPadresMulta

CIUDAD DE MÉXICO.- Guillermo Padrés enfrentará el juicio que se le instruye por una presunta defraudación fiscal de 70 millones de pesos si paga una garantía de 100 millones de pesos.

Un juez federal otorgó al ex gobernador de Sonora la libertad provisional por este juicio, pero le queda pendiente otro.

Si bien es la primera vez que obtiene este beneficio en casi dos años de estar preso, el ex mandatario no abandonará el Reclusorio Oriente porque aún no le conceden el cambio de medida cautelar en el otro proceso que tiene pendiente por lavado de dinero.

Guillermo Francisco Urbina Tanús, Juez Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de esta capital, declaró fundado el incidente no especificado que promovió Padrés para revisar y sustituir la medida cautelar de la prisión preventiva a la que estaba sujeto en este proceso.

En esta causa penal, la 55/2016, el ex mandatario está procesado por una supuesta defraudación fiscal que al 14 de agosto de este año ascendía, con actualizaciones, a un total de 70 millones 415 mil 367 pesos.

Urbina Tanús sustituyó la prisión preventiva por otras tres medidas cautelares que son el pago de una garantía de 100 millones de pesos, la prohibición de salir del país y la presentación ante el juzgado para firmar cada semana el libro de procesados.

Según el acuerdo judicial, el juez le requirió al sonorense la entrega de su pasaporte y al mismo tiempo comunicó al Instituto Nacional de Migración la prohibición de salir del país que pesa sobre su persona, durante el tiempo que dure el proceso. 

Este mismo aviso ya se hizo del conocimiento de la Unidad de Seguimiento y Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso.

Según el juzgador, el pago de una garantía superior al perjuicio que supuestamente ocasionó al fisco tiene como propósito inhibir el incumplimiento de las obligaciones procesales del acusado, pues “al ser elevado (el monto), incide en el riesgo de que se sustraiga de la justicia”.

El juez Urbina advierte que, una vez que Padrés pague su garantía, de incumplir algunas de las medidas impuestas ordenará su reaprehensión y le impondrá la prisión preventiva de nueva cuenta.

EXP/REF/EV/AGT/2018