México

Fucam salvaba vidas por brindar atención rápida y digna


Foto: Cortesía

CIUDAD DE MÉXICO.- Elisa es economista y antes de ser diagnosticada con una protuberancia en el pecho trabajaba en una institución de gobierno. Llegó a la Fundación de Cáncer de Mama (Fucam), porque al sentir una bolita en uno de sus senos, en su clínica familiar la consideraron muy joven para tener el padecimiento.

‘Tienes 24 años, debe ser otra cosa’, me dijeron, pero en la fundación no pasó ni un mes y comencé mi ciclo de quimioterapias. El cáncer de mama no espera“, contó.

Al enterarse que por no haber un convenio entre Fucam y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), las más de 8 mil pacientes y las de nuevo ingreso serán referidas a hospitales del sector público, Elisa pidió al gobierno que “reconsidere llegar a acuerdos con este organismo que nos ha salvado la vida a miles, no sólo por los servicios gratis, sino por atendernos rápido“.

En México, la detección tardía y la demora para acceder a un tratamiento son los principales motivos por los que mujeres con el padecimiento mueren, de acuerdo con el Observatorio Regional del Cáncer de Mama, una paciente tarda en promedio 93 días para ser atendida después de ser diagnosticada.

Diana Flores Díaz, adscrita al servicio de Tumores Mamarios del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), coincidió en que en el país la tardanza entre recibir el diagnóstico y comenzar tratamiento es crucial para sobrevivir.

La mujer va, se hace una mastografía y espera casi un mes para tener los resultados. De ahí son casi dos semanas para que le hagan una biopsia y se corrobore si el tumor es maligno. Ya con el diagnóstico pasan de tres a nueve meses para ser tratada, en ese tiempo el cáncer avanza y hay menos posibilidades de curarlo“, lamentó.

Atención oportuna.

A Nurit de los Reyes le dijeron que tenía cáncer de mama en julio de 2019. “Tengo familiares con cáncer que se atienden en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), donde tardan mucho, pero en Fucam en una semana me hicieron mastografía, ultrasonido y biopsia. En días supe del diagnóstico y enseguida empecé tratamiento“, señaló.

Sobre la respuesta del gobierno federal de que las mujeres recién diagnosticadas se atenderán en el INCan y en los hospitales Juárez y General de México, la mujer expresó que le gustaría que “mis hermanas recibieran la atención digna que me dieron en Fucam“.

Este viernes, cerca de 100 pacientes de la fundación protestaron frente al edificio de Gobierno de la Ciudad de México. “¡Claudia [Sheinbaum], también eres mujer!”, “¡la falta de atención es feminicidio!” y “¡subsidio para Fucam!” fueron las principales consignas.

Las autoridades capitalinas se comprometieron a fungir como enlace entre ellas y la Secretaría de Salud (Ssa) para que atienda sus demandas. Más tarde, Fucam informó que el Insabi aseguró que reembolsaría los gastos pendientes por cubrir de tratamientos de mujeres que iniciaron protocolos en el último semestre de 2019.

Fucam enfatizó en que sus puertas siguen abiertas para nuevas pacientes por medio de cuotas de recuperación de acuerdo a un estudio socioeconómico. “Confiamos en colaborar con este nuevo sistema de salud a favor de las mujeres más vulnerables de nuestro país“.

También en México

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721