Implan

HERMOSILLO, SON.- Como parte del trabajo coordinado de Implan con la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), este jueves inició el Diplomado de Calles e Infraestructura Verde para funcionarios y profesionales del urbanismo en la capital sonorense.

El diplomado es resultado de que la agencia germana eligiera a Hermosillo, como una de las cinco ciudades para la intervención de acciones para prevenir las afectaciones por las variaciones en las temperaturas.

Guadalupe Peñúñuri, titular del Instituto Municipal de Planeación (Implan), Dennis Quennet de GIZ, Sergio Mendoza, coordinador de la Agenda Urbana de Sedatu y Ángela López de Hermosillo ¿Cómo vamos?, refrendaron el compromiso de los tres niveles de gobierno y de la sociedad civil para brindar apoyo técnico a la ciudad en materia del combate al cambio climático.

El objetivo de este esfuerzo conjunto, destacó la funcionaria municipal, es por el interés que tiene la alcaldesa Célida López, para fortalecer a la ciudad y hacerla más resiliente, siendo las áreas de movilidad, servicios ecosistémicos y planeación urbana en los que más se ha trabajado.

Dennis Quennet informó que los 25 participantes serán becados por GIZ y que la capacitación estará a cargo de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y por una de las empresas de movilidad más importantes del mundo, STEER.

“Este diplomado es para los que están interesados en entender los paradigmas de infraestructura. Se le va a dar mucho énfasis en que las calles sean completas, en que sean para todos los usuarios, primero el peatón, ciclo vía, camión urbano y a lo último el automóvil, pero además, tiene que tener arborización”, afirmó la titular de Implan.

Peñúñuri detalló que uno de los temas más importantes es la forestación de la ciudad, pero no sólo eso, sino que parte del enfoque es concretar proyectos que permitan aprovechar el agua de lluvia.

La funcionaria municipal aseguró que ya tienen una lista de espera de 30 personas interesadas en participar en el próximo diplomado.

Sobre el efecto de las acciones que se realizan para mejorar el impacto ambiental en la capital sonorense, Quennet señaló que los efectos podrán ser medibles en el 2021.

“Aún hay tiempo, el proyecto es de tres años y nos restan dos. Por eso seguimos invitando a la sociedad en generan para que se sume a estas acciones”, aseveró.

EXP/RED/EV/JUN/2019