procesion virgenHERMOSILLO, SON.- Como parte de la celebración del Viernes Santo se llevó a cabo la procesión del silencio y el rosario de pésame a la virgen María.

Tal y como se acostumbra año con año, en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción se realizó este acto religioso que representa un acompañamiento a la madre de Dios por la muerte de su hijo Jesucristo.

Se trata de una especie de apoyo y reconocimiento  al dolor que sufrió la virgen María durante la pasión y muerte de Jesús de Nazaret.

Luego de bajar la imagen del Cristo muerto de la Cruz, los feligreses católicos iniciaron la llamada procesión del silencio, alzando en hombros la imagen de la virgen María, la cual es vestida de negro en señal de luto.

Marcha en la qué, como su nombre lo dice, predominó el silencio y la conmoción por cargar en hombres el cuerpo del hijo de Dios.

Fueron varias calles alrededorfe catedral las que caminaron los creyentes, marcha que encabezó el arzobispo de Hermosillo, Ruy Rendón Leal.

Posteriormente se inició con la oración, con el rosario de pésame a la Virgen. Acto religioso con el cual termina el Viernes Santo.

EXP/BB/FRU/ABR/2019