coparmex ricersHERMOSILLO, SON.- El conflicto que se ha mantenido ya durante varios días dentro de la empresa sonorense Ricer, preocupa a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la entidad.

Arturo Fernández Díaz-González, presidente de Coparmex, dijo que esta situación ha significado pérdidas millonarias, debido al incumplimiento de contratos nacionales y trasnacionales.

Trabajadores de Ricer se han manifestado por desacuerdos en cuanto a la titularidad del contrato colectivo; solicitan que, en lugar de un sindicato independiente, ingrese uno adscrito a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

“Hasta ahora se ha logrado evitar que pase a mayores, pero la situación se nota que es muy delicada. Como se puede imaginar uno, esta situación ha ocasionado una pérdida millonaria en la empresa”, dijo.

Además, al ser una empresa proveedora de carne de cerdo, también se ha perdido producto y cancelado pedidos, entre otras consecuencias que resultan preocupantes, señaló Fernández Díaz-González.

Bloqueos
Los bloqueos y paros ilegales que quedan impunes, la falta de respuesta por falta de autoridades y la incertidumbre que esto genera en el medio empresarial, son otras de las situaciones que resultan alarmantes para Coparmex Sonora Norte.

La empresa sonorense comercializa actualmente alrededor 22 mil cerdos mensuales; muchos de ellos a Japón, y genera 220 empleos directos y 600 indirectos.

No se trata del problema de una sola empresa, sino de algo que afecta a todo Sonora, comentó; pues se encuentran en la mira de inversionistas locales, nacionales y extranjeros.

Este tipo de conflictos, señaló Arturo Fernández, provoca que posibles empresas inversionistas busquen otras entidades por la situación que actualmente vive Ricer.

Es necesario, aseguró, que los sindicatos se apeguen a la ley y eviten los paros de labores o bloqueos ilegales involucrar a otras personas.

EXP/AG/FRU/SEP/2018