mural 17082018ej 07HERMOSILLO, SON.- La directora del Instituto Municipal de Cultura y Arte (IMCA), Margarita Torres Ibarra, aclaró que la Comuna no tiene nada que ver con el hecho de que se haya borrado el mural ubicado en la esquina de la calle Obregón y Pino Suárez.

La funcionaria municipal explicó que el mural titulado “La noche del jazz”, el cual fue pintado por Hugo Shwasbert y César Duarte, en 2015, se encuentra dentro de una propiedad privada.

Decisión que expresó, el propietario del predio estaba en todo su derecho de borrarlo ya que estaba dentro de su propiedad.

mural1 17082018ej 07

“Este no es un proyecto municipal, la barda donde estaba pintado el mural no es propiedad del ayuntamiento”, refirió.

Sin embargo, comentó que al tratarse de una obra que expresa el arte urbano, hará una petición para que los promotores de este tipo de expresiones artísticas acuerden con los propietarios, que los murales permanezcan por más tiempo.

“Lo que sí, es que vamos hacer la sugerencia de que el convenio que realizan los propietarios y la sociedad civil, dure más tiempo, para le den más permanencia o durabilidad a los murales que se pintan “, señaló.

Por su parte, Jesús Madrid, impulsor del proyecto Galerías en las calles, en el cual se incluye dicho mural, consideró que el hecho haya sido borrado casi en su totalidad desde hace dos semanas , es algo que tenía que pasar porque estaba pintado sobre una propiedad privada.

mural2 17082018ej 07

“Lo qué pasó con este mural es parte de lo que sucede con el arte urbano, es arte efímero que a final de cuentas sabes que se puede borrar, no es el primero que se borra, ya se han borrado cuatro o cinco obras y sabemos que va continuar sucediendo”, opinó.

Detalló que para la creación del mural “La noche del Jazz” se destinaron entre 7 ó 8 mil pesos, toda vez que los pintores lo hicieron de manera gratuita.

Agregó que en Hermosillo hay un total de 48 murales ubicados en distintos puntos de la ciudad.

EXP/BB/EJ/AGO/2018