Hermosillo

Esto es lo que queda de la presa: simplemente desolador


Jesús Ballesteros EXPRESO

HERMOSILLO, SON.- ¡Desolador! Vacas muertas por hambre y sed, pieles de animales, tierra resquebrajada, antiguas lanchas… en la presa Abelardo L. Rodríguez hay de todo menos agua. Tal es el tamaño de la crisis que autoridades anunciaron la suspensión del proceso de turbinación de la planta de “El Novillo”, para utilizar esas reservas de agua para la población hermosillense, la sequía histórica pudiera tener efectos inimaginables dentro de poco.

 

También en Hermosillo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721