Hermosillo

Llegaron desde Colombia y Guatemala para vivir en las calles de Hermosillo


HERMOSILLO, SON.- Son muchos los kilómetros que Carlos y Darwin han tenido que caminar desde que salieron de Guatemala y Colombia, respectivamente; son muchas las carencias que han padecido desde que emprendieron su viaje para buscar un mejor porvenir para ellos y para sus familias.

Con los pies cansados de tanto andar, los dos amigos, han atravesado territorio mexicano y desde hace algunos días se encuentran en la capital de Sonora pidiendo ayuda para continuar con su viaje.

Fue en la frontera de Guatemala y México donde se conocieron. Hace un mes atravesaron la frontera Sur y hoy están en Hermosillo. La intensión de Carlos es llegar a Tijuana y establecerse, mientras que Darwin trae la idea de cruzar hacia Estados Unidos y lograr el llamado “Sueño Americano”.

Carlos, de 29 años de edad, no sólo tuvo que dejar su natal Guatemala, sino que también dejó a su esposa y a su hija para buscar un mejor porvenir para ellas. Allá, trabajaba en un campo bananero, pero el trabajo se le acabó.

En el caso de Darwin, de 31 años de edad, también orillado por la necesidad decidió aventurarse al viaje, debido a que, en en la empresa en la que trabajaba en la ciudad de Cali, Colombia, sufrió un accidente mientras se desempeñaba como técnico de mantenimiento de aires acondicionados.

La gota que derramó el vaso para Darwin, fue una lesión que sufrió mientras daba servicio a un ventilador y cayó al piso, dejándolo lesionado de su brazo izquierdo. Accidente por el cual la compañía no quiso hacerse cargo ni en lo mas mínimo, por lo que renunció y tomo un par de maletas en busca de empleo.

“Hemos caminado gran cantidad de kilómetros, llegando a diversos estados de México en donde nos han podido ayudar, ya sea un apoyo económico o con algo de comer”, mencionó Carlos.

En muchas de las ocasiones, Carlos y Darwing han tenido que pasar la noche en la intemperie, pasando carencias, pasando frío al no encontrar un lugar donde pasar las noches, ya que la mayoría de las veces no traen dinero para pagar el albergue.

“Nos cobraban cuarenta pesos por pasar la noche en el albergue, y muchas ocasiones a primeras horas de la madrugada eras desalojado, entonces, para qué pagar el lugar si recibiremos ese trato”, dijo Carlos.

Hace dos días que ambos llegaron a la capital de Sonora, donde inmediatamente llevaron a cabo actividades para pedir ayuda de los ciudadanos en distintos cruceros de la ciudad.
de la ciudadanía.

“Hermosillo nos ha apoyado muy bien ya sea con dinero cuando pedimos en los cruceros, incluso con comida y ropa, no esperaba que me dieran estos tenis, en Guatemala son muy caros y me los hubieran quitado algún delincuente”, dijo.

Ambos están muy agradecidos con los hermosillenses que los han podido ayudar de alguna manera. En su estancia en Hermosillo planean juntar el suficiente dinero para emprender su viaje hacia el Norte en busca de empleo y mejores oportunidades para prosperar.

También en Hermosillo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721