Hermosillo

Familia de Luis Fernando analiza demandar a la CFE


Foto: José Vallejo

HERMOSILLO, SON.- Familiares de Luis Fernando Payán, quien padece quemaduras que pusieron en riesgo su vida y dejarán secuelas para siempre, por la explosión del transformador en la colonia Centro de la Comisión Federal de Electricidad, exigen que la paraestatal pague una pensión vitalicia y los daños que generó, o advierten que presentarán una denuncia penal.

Beatriz Pérez Córdova, quien tuvo que dejar su trabajo que significaba el sustento familiar, para acompañar a su hijo al Hospital Shriners en Sacramento, California, lamentó que ha pasado un mes desde que sobrevino la tragedia y que la División Noroeste de CFE ha incumplido en el compromiso de cubrir los gastos que se han generado por la atención médica de su hijo.

Todavía la CFE sigue sin hacerse responsable, mi esposo iba venir a pasar Navidad con nosotros, la Comisión había quedado de brindarle un apoyo de gastos, pero no pudo venir porque hasta la fecha son puras promesas, la empresa quiere que firmemos por una indemnización que ofrecieron, pero no podemos aceptar algo sin saber qué otras atenciones va a requerir mi hijo”, aseguró Beatriz Pérez.

Fue el miércoles 27 de noviembre, cuando un transformador subterráneo de la CFE ubicado en calles Doctor Noriega y Guerrero del Centro de Hermosillo, explotó en medio de una lluvia torrencial que generó la segunda tormenta invernal de la temporada, afectando a dos estudiantes de preparatoria que pasaban por el lugar: Luis Fernando quien permanece internado en los Estados Unidos y Claritza Bencomo, quien ya fue dada de alta y su familia aceptó el pago de indemnización que le ofreció la División Noroeste.

El día que mi esposo fue por el dinero de los gastos para venir a ver a su hijo, le salieron con que tenían la indemnización ya lista, que si la aceptaba ya y mi esposo les dijo que no. Pero yo cuando vuelva a Hermosillo le diré a CFE lo que necesito para atender a mi hijo. Quiero una pensión vitalicia para él porque las secuelas van a ser de por vida, si ellos no aceptan, se ponen renuentes o me dicen que no, les voy a poner una demanda, pero ya que mi hijo esté dado de alta y sepamos que otras cirugías, terapias y gastos tendremos para atenderlo”, agregó la madre.

Aseguró que el ofrecimiento económico de la paraestatal es mínimo, no por un interés económico, sino por el bienestar y la salud de su hijo, quien tiene quemaduras en las piernas, brazos, manos y el 80 por ciento de su rostro, además que de la poca piel sana que le quedó en el torso y la espalda se han sacado pedazos de membrana para los injertos.

Aunque se está recuperando satisfactoriamente, actualmente Luis Fernando Payán tiene complicaciones en su ojo derecho que no cierra bien del parpado por el injerto de piel y se le está colgando, por lo que requiere terapias faciales y esperar la evolución para determinar si requerirá otra intervención quirúrgica. Además que requerirá un traje especial y dos máscaras, una para la noche y otra para el día, que sirven para sostener su piel y permitir su desarrollo.

También en Hermosillo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721