Hermosillo

Intentan “levantar” a joven en la colonia San Bosco


policia hermosilloEspecial / EXPRESO.

HERMOSILLO, SONORA.-¡¡Súbete, si no te va a ir muy mal, tú eres mi hija, entiende que soy tu papá!!”, le gritó aquel hombre grande y calvo a Candelaria, de 24 años, mientras la jaloneaba para subirla a un carro contra su voluntad y después de ello perseguirla hasta casi llegar a su casa, la noche del lunes en la colonia San Bosco.

Cande, como le dicen de cariño, caminaba por la calle Galilea de la mencionada colonia, eran las 20:30 horas y se dirigía a su casa hablando por teléfono con su hermano cuando de una calle aledaña viró intempestivamente un vehículo de la marca Honda color gris, con polarizado negro y tripulado por dos hombres.

Ella caminaba por la calle e intentó subir a la banqueta pero el conductor le echó el carro encima, motivo por el cual ella se quedó inmóvil, situación que el sujeto corpulento aprovechó para bajar y comenzar a jalonearla del brazo y gritarle que él era su papá que le hiciera caso y que se subiera al carro.

Venía caminando y venía hablando por teléfono con mi hermano, le dije a él, sabes que, espérame porque vi que de la calle San Roberto dio vuelta un carro cerrado, patinó muy feo y lo que yo hice fue subirme a la banqueta porque el carro ya lo tenía enfrente de mí, me echó el carro encima.

Se bajó un señor alto, como de 1.75 u 1.80, ya mayor, me empezó a jalonear y a decirme, ¡súbete, si no te va a ir muy mal, tú eres mi hija, entiende que soy tu papá!, otras personas vieron y no hicieron nada pensando que en realidad era mi papá”, contó.

En ese momento Cande sintió todo el miedo del mundo en su pequeño cuerpo, porque a pesar de que había gente y de que ella le decía que no lo conocía, nadie la ayudaba, sólo miraban porque el sujeto rectificaba en voz alta ser su padre.

Sí soy tu papá, súbete”, exclamaba aquel sujeto obeso, viejo y calvo, mientras un segundo hombre de complexión delgada se bajaba de la unidad para ayudarle.

Afortunadamente un joven repartidor de alimentos vio lo que ocurría y de inmediato gritó “Hey, hey, hey”, por breves segundos el atacante se distrajo y Cande le asestó dos golpes, uno en la cara y otro en la panza para poder zafar su brazo y huir.

Cande corrió con todas sus fuerzas hacia su casa mientras el carro la seguía, su casa es la sexta después de una esquina, pero con el miedo, angustia y desesperación sintió que cada metro se hacía infinito.

Pero el joven repartidor venía en su apoyo, él miró como la perseguían y se interpuso entre el carro y Cande para que dejaran de perseguirla.

Cande llegó a su casa asustada pero sana y salva, llamó al 911, los agentes levantaron su reporte y se fueron a “patrullar”.

Es un Honda, Accord, color gris todo polarizado, sin placas, venían dos personas y andan diciendo que son tus papás o con ese pretexto te quieren subir y amenazándote de que te va a ir muy mal”, señaló.

La mamá de Cande, manifestó que no es la primera ocasión que se escucha que suceden este tipo de situaciones a jovencitas en esa zona, por lo que solicitó hacer algo efectivo para protegerlas.

Por su parte de Seguridad Pública Municipal, no se informó del intento de “levantón” contra la joven.

También en Hermosillo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721