Hermosillo

Fotografían a una boa constrictor en el Cerro de la Virgen; no son peligrosas, asegura experto


boaconstrictorImagen tomada por Fernando Calzada. (Especial / EXPRESO)

Boa constrictor, culebra o corúa son algunos nombres de esta serpiente, especie que es muy común en el estado y no representa peligro para el ser humano sino todo lo contario ya que también funge como un control natural de plagas de ratones y otro tipo de animales, destacó Alf Enrique Meling López, profesor investigador del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora.

f3896e14 cb63 47b9 acc9 e791a627acd4

“Son comunes en México, aquí en Sonora también son comunes no crecen tan grandes como en otros lugares, y hay una variedad que es la que venden en las tiendas de mascotas y la gente las compra, y está la otra la variedad silvestre, es posible que esta sea silvestre. Me he encontrado muchas boas en mis excursiones y sí crecen gruesas y largas, pero no son venenosas”.

Estas especies llegan a medir hasta cinco metros y pueden ser tocadas, no obstante llegan a morder como una forma de protegerse cuando se sienten amenazadas mas no tienen veneno, principalmente sucede cuando se trata de una hembra recién parida o están hambrientas y son de tamaño grande.

“Hay hembras y machos, y las hembras generalmente cuando están paridas o cuando van a estar en la etapa de reproducción en términos generales son más agresivas que los machos, cuando están grandes y tienen hambre especialmente las silvestres que las quiere agarrar una persona les puede morder, la mordida no es tan dolorosa como la de los perros, pero sí te queda cicatriz”.

Las venenosas son las que hacen ruido

Es común que las boas albinas sean las comercializadas, comentó Meling López, generalmente no son agresivas y también se alimentan de ratones, ratas, conejos pequeños o aves, situación que es benigna para los humanos porque eliminan plagas en las ciudades, son un control natural.

“En términos generales las únicas venenosas que son van a hacer ruido, son las de cascabel y la otra es una pequeñita que se llama coralillo, es pequeñita que generalmente tiene hábitos nocturnos y sus colores, los anillos que recorren el cuerpo dan vuelta completa a todo el cuerpo desde el dorso hasta el vientre, y es negro, amarillo, rojo, amarillo, negro en ese orden”.

El especialista recomendó no llevar fauna y flora silvestre a las casas, debe haber un respeto a su hábitat además que es poca la gente que tiene conocimiento sobre el cuidado y alimentación que estas especies deben tener, al mismo tiempo hizo un llamado para respetar y cuidar la diversidad de especies existentes.

exp/red/daw/oct/2019

También en Hermosillo

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721