HACE UN AÑO, Andrés Manuel López Obrador rechazó acudir a la Cumbre de la Alianza del Pacífico y reunirse con los jefes de Estado, con el pretexto de que no había recibido la constancia de presidente electo.

Y hoy que es presidente constitucional... ¡también los desdeñó!

LA AUSENCIA del mandatario mexicano fue notoria e incomprensible, dado que sigue perdiéndose de tener contacto personal con líderes mundiales, en este caso con los presidentes de Perú, Colombia y Chile.

Otra vez tuvo que ser Marcelo Ebrard quien apareciera en la foto al lado de Martín Vizcarra, Iván Duque y Sebastián Piñera.

DE HECHO, el hueco dejado por AMLO también lo ocupó hábilmente el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, pues como presidente de la Conago asistió a la cumbre de Lima y hasta se reunió con el peruano Vizcarra.

***

UN DECAPITADO, una marisquería incendiada, 11 gasolinerías asaltadas por un comando... vaya semanita tan intranquila tuvieron en Querétaro, donde dicen que el gobernador Francisco Domínguez está más interesado en las fotos que en los logros.

EN PROMEDIO, el panista cada 3 meses se va de gira al extranjero, por lo que ya suma 12 viajes fuera de México en lo que va de su administración.

Y mientras él viaja, las cosas se siguen poniendo complicadas en su entidad.

LO CURIOSO es que, con todo y el balance negativo de su gestión, más enfrascado en la grilla que en la administración pública, “PanchoDomínguez suena fuerte para entrar al relevo de Marko Cortés al frente del alicaído Partido Acción Nacional.

Y hay un grupo importante que apoya este movimiento: los más entusiasmados con la idea de que pida licencia son... ¡los queretanos!

***

ALGUIEN debería prepararle un tecito de tila a Sanjuana Martínez porque anda muy irritable en redes sociales.

Con eso de que por todos lados ve bots con tranchetes, la directora de Notimex pierde los estribos con mucha facilidad.

EL OTRO DÍA, por ejemplo, lanzó una andanada contra el periodista Paco Zea, pero se confundió de enemigo y terminó diciéndole que lo admiraba.

Y en estos días anda denunciando que todo Internet forma parte de un gran complot en su contra, en el que no participa Steve Jobs nomás porque ya se murió.

TODO ESO, claro, sin mencionar que Martínez, que se considera una defensora de la libertad de expresión, tiene bloqueados en Twitter, literalmente, a miles de usuarios porque no le gusta que la critiquen.

Menos mal que las redes sociales son benditas, ¡que si no!